PALLARS  JUSSA



Abella de la Conca
 
Castell d'Abella.  
En lo alto de una colina  y presidiendo las casas de pueblo se yerguen importantes muros formando una base rectangular (85 x 15 metros) y rodeado de muralla. Fue conquistado por el Conde Ramón Berenguer I de Barcelona a principios de 1059. Durante el  siglo XII era feudo de los vizcondes de Ager pero pasa poco más tarde a formar parte del condado de Ribagorça.
Adons Castell d'Adons.
Documentado en el año 961 estuvo bajo la propiedad de los condes d'Erill al igual que el castillo de Viu de Llevata.
Basturs Castell de Basturs.
Este castillo tiene documentado que durante 1055 fue entregado a Aranu Mir de Tost por el conde Ramón V de Pallars. Actualmente desparecido
Beranui Castell de Beranui. Referenciado en 929
Castell de Mur

Castell de Mur.
Documentado desde el 969. Perteneció a los condes de Pallars en principio y posteriormente a los Mur.
En 1055 Ramón V de Pallars Jussá se lo cedió a Arnau Mir de Tost como dote por esposarse con su hija. A su muerte Arau Mir lo entrega a su hija Valença esposa del conde Ramón V.
 Este castillo roquero (sobre roca), adopta una esbelta  silueta triangular. Muy cerca pero separado por una colina se alza el castillo de Guàrdia de Noguera que fue también de baronía de los Mur.
Sus elementos básicos son una torre maestra circular con la puerta algo levantada con respecto al suelo y un recinto alargado con los extremos redondeados (parecido a una plancha o un navío) donde había una sala principal, cisterna y diversas dependencias. 
Adosada a una cara del castillo habían algunas casas de los payeses que recibían protección. Próximo se encontraba una colegiata vinculada a la figura de Arnau Mir de Tost.
Debido a la gran  extensión del término pronto se añadieron nuevos  castillos (La Guardia, Estorm, Moror, l'Alzina y Puigcercós).  
Para acceder, una vez alcanzada Guàrdia de Tremp, camino de Moror, Estorm y Sant Esteve de la Sarga se toma hacia la derecha por una vía de montaña hasta llegar a la población de Santa María de Mur, se continúa hasta Collmorter y finalmente hasta la misma colina del castillo y colegiata de Mur. 
El año 1920 el castillo fue declarado Monumento-Artístico de Interés Nacional.
Sus medidas son 31 m. por 11 m. de ancho y 17,93 de altura. La torre redonda que se encuentra en la parte central del patio mide 16,30


Para visitarlo con guia: http://www.salillas.net/castillos/visitas_guiadas.htm

Ampliació horaris visita guiada al Castell de Mur
A més de les visites guiades per a particulars que ofereix el Castell de Mur habitualment:

Dissabtes tarda: 17h., 18h. i 19h.
Diumenges matí: 11h., 12h. i 13h.

Fins el 10 de setembre també es podrà visitar tots els dies de la setmana (sense prèvia reserva) amb els següent horari:
Tarda: 17h., 18h. i 19h.
Per a grups obert tots els dies de la setmana prèvia reserva.

 



Cedida por Emili Capella  (2006)

Casa forta de Miravet.
Dentro el término de Mur se localizan castillos y torres que formaban parte del sistema defensivo de Mur.
El más importante de todos, es el próximo castillo de Guardia, situado al extremo de la misma carena dónde se encuentra Mur, justo sobre el valle del Noguera Pallaresa y con un control visual perfecto sobre el paso de Terradets. En la misma carena pero situada a ponente de Mur y a no demasiada distancia, encontramos esta casa fuerte de Miravet.







Cedida por Ricard Ballo (2008)

Torre de Ginebrell.
Los orígenes de la Torre de Ginebrell se sitúan a finales del siglo XI principios del XII. Se trata de una edificación posterior al próximo Castell de Mur, al cual pertenece jurisdiccionalmente, puesto que forma parte de toda su línea defensiva como las torres de Puigcercós y la de Montllobat, con las cuales disfruta de visión directa, y por lo tanto, podía comunicarse fácilmente con fuego por la noche y con espejos de día. Esta comunicación también era posible con los castillos de Llordà y Orcau.
Su situación estratégica permitía dar aviso preventivo a las poblaciones de Figols, el Meull y Viladolat.




Cedida por Ricard Ballo (2008)

Castell de Guàrdia.
Documentado el 1072. Los restos de este castillo son parte del lote de castillos que Arnau Mir de Tost donó a su hija Valença como dote en día de su boda con el conde Ramón V de Pallars Jussà.








Cedida por Ricard Ballo (2007)

Castellnou de Montsec
 
Castellnou de Montsec
En la parte más alta de la población se  levanta éste bello casal de aspecto señorial. Entre el 1098 y el 1113 los condes de Pallars Jussà otorgaron como castlà a Bertran Ató.
Perteneció después al paborde de Mur, con el consentimiento del cual el 1306 Acard de Mur tomó la fortificación de Castellnou.










Cedida por Ricard Ballo (2007)

Conca de Dalt
 
Castell de Claverol.
Coronando una colina se encuentran los restos de este castillo que formaba parte de una fortificación que todavía se puede admirar. Su aspecto de época medieval con calles estrechas y casas antiguas dan cobijo a una magnífica torre cilíndrica y algunos de los muros que todavía restan. Cuenta la tradición que san José de Calasanz disponía de una habitación reservada en el castillo mientras era rector de la parroquia de Claverol. El castillo de Claverol consta como propiedad de los condes de Pallars Sobirà en 1381.








Cedida por Ricard Ballo (2007)

Castell d'Aramunt.
El pueblo está documentado por primera vez el año 959 con el nombre de Eramonte, y se considera emplazado en un lugar estratégico, próximo al camino real que unía el Urgell en Francia. Se trataba de un pueblo amurallado que en diferentes documentos aparece con el nombre de "Castell de Aramunt". Durante el largo periodo del s. XV-XVIII, el primitivo núcleo amurallado fue creciente y ganando terreno a la montaña.
Documentado en 1056 a través de un convenio entre Ramón V de Pallars Jussà y su esposa Valença de Tost y Gilbert Bertran y su madre como responsables del castillo. En 1366 el vizconde de Castellbò Roger Bernat IV se lo compra juntamente con el término de Aramunt a Pere III.
A finales del s. XVIII se tiene noticia de la existencia de dos torres circulares de defensa. Desde 1940 la gente del casco antiguo de Aramunt Viejo empieza a marchar, llegando a 1960 en que definitivamente queda abandonada por la población que pasa a vivir en la parte baja de la población. Sólo los restos de la iglesia y el castillo quedan acompañando los hundidos restos de las casas en lo alto del cerro.
 

 


Cedida por Ricard Ballo (2007)

Castell de Toralla.
Documentado el 994 como castro Toralia i Reverte y castrum Revert en 1055 aparecen como donación que Artau I de Pallars Sobirà hace a su mujer Llúcia de la Marca. Por su parte un Bernat Toralla cede al conde de Foix (siglo XII) los derechos sobre diversos castillos entre ellos el de Toralla. Resta una torre de lo que fue el castillo medieval de Toralla.




 


Cedida por Ricard Ballo (2007)M

Castell de River
En esta población en la que predominan segundas residencias se conservan los restos de la ermita de la Mare de Deu del Castell que en realidad era la capilla del antiguo castillo de River.
Torre de Perauba

Gavet de la Conca
 

Castell de  Sant Gervàs (también denominado de Sant Miquel de la Vall.)
Cerca de Sant Miquel de la Vall (Aransís) se encuentran las ruinas del castillo datado del siglo XI, de las cuales destaca la torre del homenaje de más de 15 metros de altura junto al poblado medieval y el recinto amurallado dispuesto en forma triangular cerrando una superficie aproximada de 1200 metros cuadrados.







Cedida por Ricard Ballo (2008)

Castell de l'Hostal Roi o Roig.
Más próximo a Abella que a Gavet se encuentran los restos de la antigua fortificación del castillo y dos metros y medio de altura de una torre de base redonda. En lo alto de un cerro
Castell de Toló.
Documentado el 1055 se observan todavía los restos de algunos de sus muros y muralla a un centenar de metros de la población. Respecto a la iglesia del castillo, dedicada a Sant Vicenç se encuentra también en ruinas.









Cedida por Ricard Ballo (2008)

Isona i Conca Dellà
 

Castell de Llordà.
Documentado el 1033. De este imponente conjunto situado en la parte alta de la población destaca su composición a base de tres recintos y varias torres apoyando sus muros en un perfecto arte en fortificaciones correspondientes a la época románica. Este castillo fue posesión durante varios años de Arnau Mir de Tost los cuales lo adquirieron a los condes de Urgell Ermengol y Constança.  Evidentemente este es un castillo con bastante poca historia. Destaca la imponente torre maestra de planta rectangular.
Respecto a la iglesia del castillo dedicada a Sant Sadurní, restan dos muros y tres arcadas del claustro. Se encuentra ubicada dentro del recinto.






Cedida por Ricard Ballo (2006)

Castell d'Orcau.
Documentado el 1010. En 1055 Ramón V de Pallars Jussá cede el castillo a Arnau Mir de Tost y su mujer Valença (hija de Ramón V) como dote de boda; junto con los de Basturs, Llimiana y Mur. Actualmente se aprecian restos de lo que fueron los tres  recintos amurallados que tenía el castillo de planta cuadrada y una torre circular posiblemente la del Homenaje de unos 5 metros de diámetro dentro del cuadrado (de 15 metros de lado) que tenía el castillo. En un extremo se encuentran los restos de la capilla dedicada ala Mare de Deu de la Pietat que se derrumbaría en 1962 a causa de las persistentes lluvias. 
El día 21 de diciembre de 1971, a través de cesión gratuita del  Estado y la condición de atender de su conservación y custodia, pasa a formar parte del patrimonio de la Diputació.



Cedida por Ricard Ballo (2007)

Castell de Sant Romà.
Época Medieval y moderna. Restos de una fortificación poligonal con tramos de muralla conservado a las vertientes noroeste-sur. La estructura se encuentra considerablemen- te enmascarada por las edificación que se le adosan.
Durante el año 1100 Bernat recibe de su padre Guillem Guitard de Caboet quien a su vez lo recibiera del conde Ermengol d'Urgell.








Cedida por Ricard Ballo (2007)

Castell de Castelltallat.
Documentado el 1277. Restos
Castell de Conques.
Documentado el 1055. Conserva varios muros y una torre. Construido en la parte alta del Mont de Conques.
Perteneció a los condes de Barcelona y de los de Urgell (principios del siglo  XI) y de los barones d'Orcau a finales del mismo siglo.












Cedida por Ricard Ballo (2007)


Llimiana
Castell de Llimiana.
Los primeros testimonios escritos se remontan al siglo XI en que Arnau Mir de Tost cede su castillo a su hija Valènça. Mas tarde, en el XIV aparece como propiedad de los marqueses de Camarasa y un siglo después lo adquirió Pere d'Orcau y fue traspasado por donación real de Ferran II a Joan de Lamuza (1481) quien lo volvería a tornar al patrimonio real seis años después. Actualmente tan solo quedan ruinas.
Sant Esteve de la Sarga Castell de Moror.
Documentado el 1172. A pocos metros de la fachada W. perdura un segmento de torre circular cerrado por una pared moderna. Rozando la carretera y descansando sobre una roca hay una casa fortificada (casa Sanuy) de planta triangular. Durante el siglo XVIII se engrandeció toda ella y se le añadió un doble porche de tres arcadas.









Cedida por Ricard Ballo (2007)

Castell d'Alsamora..
Documentado el 1026. En la parte alta de la población se puede observar una torre circular que es lo que queda del antiguo castillo del siglo X.











Cedida por Ricard Ballo (2007)

Torre d'Estorm.
Torre de base redonda muy deteriorada.










Cedida por Ricard Ballo (2007)

Salàs de Pallars
 
Castillo de Salas.
La primera noticia escrita que tenemos de Salàs es precisamente de su castillo, el año 840. Pese a no conocer exactamente dónde se localizaba, diferentes investigaciones lo sitúan dónde actualmente se levanta la iglesia parroquial. Durante toda la Edad Media, el castillo hará ostentación de su situación estratégica : formará parte de la segunda línea de fortificaciones de frontera durante los siglos IX-XII y será objeto de pactos, compras y ventas entre los condes pallaresos y los señores feudales. Salàs será una de las primeras poblaciones que caerán durante la guerra que enfrentó el rey Ferran, el Católico, contra el conde pallarès Hug Roger III, y que comportó la conquista definitiva y extinción del condado de Pallars el 1486; el mes de septiembre de 1484 los reales rodearán la población y esta, incapaz de organizar una larga resistencia, decide pactar una capitulación condicionada.



Cedida por Ricard Ballo (2007)

Sarroca de Bellera
 
Castell de Bellera o de Sarroca de Bellera.
Documentado desde el 904. Fue conquistado por Llopibn Muhammad (señor musulman de Lleida) al conde Ramón II de Pallars-Ribagorza. En 1079 el conde Artau I de Pallars Sobirà   lo dona a su primo Ramón V de Pallars Jussà. El 1041 Bernat Guillem de Bellera compra el castillo de sant Genís. Durante la invasión de las tropas francesas en 1719 tuvo un papel decisivo en su defensa de la comarca. Ruinoso ya durante la mitad del siglo pasado, actualmente  perduran restos de muros cerca del acantilado de Sarroca. A partir de 1280 los Bellera pasan a ser feudatarios del rey para los castillos  de los valles de Àssua, Bellera, Tirvia y Ferrera así como de la villa de Rialp.  
Junto a la población pero en un cerro que lo corona, se encuentras unas hiladas de piedras que conforman los únicos restos del castillo.  
Talarn Castell de Talarn.
Documentado desde el año 1064 cuando los condes de Pallars entregan el castillo a Pere Ramón d'Erill y a Mir Guerreta. Mas tarde y continuando los condes de Pallars como propietarios del castillo van cediéndolo como feudatarios a diversos personajes: Berenguer Mir, Guilaman Hug y Sunyer Ramón. A comienzos del siglo XII consta como una posesión del conde Pere Ramón. El año 1210 Guerau de Talarn recibe la custodia del castillo, años más tarde Acard de Mur lo mantiene en potestad pasando más tarde a manos de la familia Vilamur.

En 1343 Acard de Mur vende al rey Pere el Ceremonios el castillo. Este en 1348 lo vende a Acard de Talarn si bien poco después anula la venta y se lo entrega al conde de Pallars juntamente con el castillo de Orrit por 71.000 sueldos. En la época moderna consta como propietario Miguel de Ramona, de Barcelona; después Carlos Ramón de Moner y finalmente Mª Luisa de Sullá y de Moner. Debido a corrimientos de tierras por un lado y a demoliciones (1960) actualmente se puede ver una torre redonda y restos de muros de lo que fue el patio de armas. La villa evidentemente mantiene todavía un aire medieval fortalecido por un recinto fortificado.  



Cedida por Ricard Ballo (2007)

Torre d'Amargós  Torre d'Amargós.
Rodeada por diferentes construcciones particulares sobresalen unas hiladas de piedras que forman la Torre d'Amargós. Una torre que alcanza los 5 metros de altura.










Cedida por Ricard Ballo (2007)
M

Tremp Castell d'Orrit.
Documentado el año 916 y el 976. De este castillo levantado en la antigua población de Orrit, se pueden apreciar los restos de una torre cuadrada y unos depósitos excavados en la roca.









Cedida por Ricard Ballo (2008)

Castell de Montllobar.
Documentado el 1061. Perdura una maltrecha torre redonda y algunos muros.
El día 21 de diciembre de 1971, a través de cesión gratuita del  Estado y la condición de atender de su conservación y custodia, pasa a formar parte del patrimonio de la Diputació.








Cedida por Ricard Ballo (2007)
M

Castell  de Puigcercos.
Documentado el 1194 estaba emplazado en lo alto de una colina desde la cual defendía la plana del Noguera Pallaresa. Propiedad de Ramon de Puigcercos éste lo vende a Acard de Mur por 600 sueldos jaquesos el año 1200.
Conserva una torre sobre un pequeño cerro bastante mermada ya que un alud del terreno se llevó parte de ella.
El día 21 de diciembre de 1971, a través de cesión gratuita del  Estado y la condición de atender de su conservación y custodia, pasa a formar parte del patrimonio de la Diputació.




Cedida por Ricard Ballo (2008)
M

Castell de Vilamitjana.
Castillo desaparecido
Castell d'Eroles. 
Castillo poseÍdo por los Eroles desde la segunda mitad del siglo XI. Los Eroles eran los feudatarios de los condes de Pallars Jussà. La baronía de Eroles lo componían las poblaciones de: Eroles, La Vilera, Sant Adrià, Montllobar, Alsamora, Grup y Monyrebey.
Murallas de Tremp






 




Cedida por Ricard Ballo (2007)
M

Castell de Castinent.
Documentado el 904. Ruinas.
Castell de Claret.
Se conserva parte de una torre y algunos muros.
Castell de Santa Engracia.
Documentado el 1060. Permanecen unos muros y una torre en la parte alta de la población.









Cedida por Ricard Ballo (2007)M

   
Ver Pallars Jussà en un mapa más grande