GIRONÈS

 
Aiguaviva

Castell de Vilademany.
Documentado en 1116 "castri de Villademagno" en un documento firmado por los nobles Vilademany dirigido al rey Jaime I..
El linaje de Vilademany, de carácter nobiliario, comprendía además de la demarcación feudal de éste castillo, los de Santa Coloma de Farners y el de Taradell y aparece por primera vez a través de Pere Ramón de Vilademany.. Esta familia en el transcurso del siglo XV quedaron vinculados con los Cruïlles. Mas tarde tras el matrimonio de Violant de Cruïlles y Vilademany y el barón de Corbera, Lluis d'Oms; toma el nombre de Vilademany-Cruïlles.
Se conserva su torre sepulcral en el lugar que hoy ocupa el Mas Forroll.



Casa dels Templers.
Documentada el 1209. En principio era una casa fortificada con capilla dedicada a Santa Magdalena.  En 1245 aparece como " domus Militie de Aquaviva". En 1305 era comendador Guerau de Regas pero al desaparecer la Orden del templo sus pertenencias pasaron a la orden Militar del Hospital los cuales realizaron varias modificaciones y finalmente lo abandonaron en 1804.








Cedida por Ricard Ballo (2009)

Bescanó Castell dels Castellevell
Documentado el 1374. Ruinas del Puig del Castell, entre el mas VIader Vell (1288) i el mas Ferrer - Pagès o la Fàbrega (1213) que eran los alcaldes o administradores
Torre Bescanó.
Durante el siglo XIX los Benages, comerciantes y terratenientes, prosperaron y ennoblecieron con matrimonios (marqués de Garcilán) y títulos pontificios (conde de Berenguer).
Era residencia de los señores feudales.









Cedida por Ricard Ballo (2010)

Torre Ferrana
Casa mencionada por Guillem de Paba, señor por matrimonio de Stallium de Montfullà, i su esposa Alamanda. Datada del siglo XII. se la describe como una casa fuerte, de planta cuadrada, con ventanas de estilos góticos y románicos en la planta noble.









Cedida por Ricard Ballo (2010)

Campllong Torre Llupiana o simplemente La Torre.
Documentado el 1489. A pocos metros de la iglesia se alza éste edificio macizo  de estilo gótico de planta cuadrada y patio central que fue fortificada y preparada para armas de fuego. Una ventana soportando el escudo del marqués de Llupià hace constancia de su presencia como primitivo propietario. Es bien entrado el siglo XVI en que aparece por primera vez el nombre de Campllong vinculado a ésta familia.
La Torre Llupiana está acogida al Decreto del protección de los castillos de 22 de abril de 1949.






Cedida por Ricard Ballo (2009)

Canet d'Adri
 

Castell de Canet d'Adri.
Siglo XV. Conocido también como "la Torre" o "el castellet" es una masía muy reformada con torre de defensa incluida. En la actualidad está habitado.
El 1698 és esmentat com a lloc reial. D'entre les masies remarcables, cal destacar la torre de Canet, casa pairal del llinatge del mateix cognom.









Cedida por Ricard Ballo (2010)

Castell de Rocacorba.
El castell és documentado desdel 1065 dándose en feudo por el rey a los caballeros  Rocacorba el 1130, quienes lo venden el 1168 a la familia Hostoles; pasando posteriormente a los Cartellà, los Santjulià de Revardit y los Rocabertí. Llegó a ser centro de la baronia de Rocacorba, siendo primer titular, Jofre de Rocacorba, quien la vendió en 1402 a Blanca Despou, señora de la Sala de Sant Martí y esposa de Pere Galceran de Cartellà. Durante la guerra contra Joan II, éste entrega el castillo a Francesc de Verntallat, aunque a finales del s XV el castillo pasa a los Montagut, i posteriormente a los Vallgornera i a los Baldric.
En 1161 Berenguer de Rocacorba, su esposa Flos y su hijo Berenguer constan como señor del castillo aunque siete años más tarde lo cambiaban a Miró d'Hostoles (propietario también del castillo de Hostoles). Por matrimonio de Ermessenda (nieta de Miró d'Hostoles) con Bernat Hug de Serrallonga pasa a la familia de Serrallonga.
En 1305 Guillem Galceran recibe del rey toda la jurisdicción que conlleva el castillo pasando un año más tarde por fallecimiento, a su nieta-heredera Beatriu la cual al casar con Dalmau de Rocabertí ésta lo aporta como dote. La familia Rocabertí lo mantiene hasta el 1402. A partir de ésta fecha pasa a poder de varios propietarios, los Cartella, los Montagut, los Vernatallant  de nuevo los Montagut y finalmente los Vallgornera.
La iglesia de Santa Maria de Rocacorba mencionada en 1161, inicialmente fue la iglesia del castillo y cuando éste decayó (siglos XIV-XV) fue transformada en santuario mariano y recientemente restaurada.
Al estilo del castillo de Castellcir, el de Rocacorba se encontraba también ubicado sobre una gran roca entre repetidores de televisión, lo que le otorgaba ser un privilegiado lugar de magníficas perspectivas aunque mal acompañado.
 









Cedida por Ricard Ballo (2010)

 

Cassà de la Selva
 
Castell de Cassà.
El castillo de Cassà (castrum de Catiano) es documentado durante el 1116. El 1352 debía de pertenecer al rey porque este año Pere III vendió a la ciudad de Girona la jurisdicción del castillo de Cassà para redimir con su importe, del niño Berenguer, conde de Empúries, el dominio directo del castillo de Albons.

El 16 de mayo de 1375 Pere Serra, abogado, ciudadano de Girona y procurador de Gastón de Montcada, presenta requerimiento ante el veguer de Girona, Huguet de Rosanes, y los sub veguer Pedro Gaiard, para proteger los derechos de su representado sobre la jurisdicción del castillo de Cassà de la Selva y su término, que dichos magistrados quieren tomar en nombre del rey. Pere Serra afirma que dicha apropiación iría en contra de las Constituciones de Cataluña y aporta los diferentes documentos reales que acreditan la posesión de dicho Gastón de Montcada.

El censo de verso el 1380 señala que los 99 fuegos de la villa de Cassà pertenecían a Gastó de Montcada, quien poseía también el castillo. Este personaje tuvo numerosos enfrentamientos con los labradores del lugar porque pretendía que le pagaran más del que era de costumbre. El castillo, del cual no restan vestigios, se levantaba en donde hoy se encuentra una vieja mas
ía, en el lugar conocido como can Català del Castell.

Can Frigola. o Can Selvà.
Es el conjunto medieval más importante que conserva el municipio y esta formado por una casa y una torre de defensa anexa que se había utilizado como prisión. De la fachada de Can Frigola cabe destacarla gran puerta de entrada dovelada con ventanales góticos transformados en balcones durante el siglo XVIII  y una garita de planta circular construida con ladrillo.
La torre y el Palau Salvà, actual casa Frigola se construyó en 1555 por el francés Joan Salvà. En 1658 pertenecía al municipio pasando a pertenecer el 1841 a la familia Frigola, no así la torre que continuó perteneciendo como propiedad municipal.







Cedida por Ricard Ballo (2010)
 

Celrà

Castell-torre de Celrà.
Documentado el 1059. En el año 1067 tenemos referencias de "Berengario Seniofredi de Celrano" y en 1129 de Berenguer Guillem de Celrà.
Originalmente perteneció a las familias Desvern y Desbac. En el siglo XII eran de los Sitjar de Girona y mas tarde de Ramón Renal quien lo adquiere el 1266. Por matrimonio de Caterina Renal con Bernat de Sitjar, vuelve a aparecer el apellido Sitjar. Llegado 1493 un descendiente, María Sitjar lo venden a Joan Campmany y éste a la Familia Colomer el 1620. Durante el siglo XVIII perteneció a la familia Guinart. Esta masía fortificada conocida popularmente por "la Torre" es de planta cuadrada en cuya parte central del patio se levanta una imponente torre redonda. A su alrededor se distribuyen las estancias. Se puede observar una galería gótica del siglo XV a la cual se accede desde la escalera del patio central. Diferentes señores del castillo han ido desfilando por su história: los Aguiló, los Vinyoles, los Escala y los Foixa.
Actualmente es masía habitada. Es también conocido por Can Serra del Castell.
 


Cedida por Ricard Ballo (2009)

 1. Torre del Homenaje
 2. Torre con aspilleras
 3. Puerta
 4. Muralla con saetera
 5. Muralla del primer recinto
 6. Fosos
 


Castell de Mabarrera (o de Palagret)
Sobre un cerro y dominando todo el valle permanece el castillo de Mabarrera al que también se le conoce por castillo de Palagret. El castillo de Mabarrera, muy arruinado, es situado en el camino que lleva al santuario de la Virgen María de los Ángeles, éste ya en el término de Sant Martí Vell. La primera referencia que tenemos fecha del año 922, cuando Carles el Simple confirmó y amparó todo aquello que el obispo Hilmerand otorgó a la iglesia de Girona en Celrà y Palagret.
El nombre de Mabarrera no es su nombre original sino que lo adaptó de la masía Barrera posteriormente.
Aun cuando el 1088 el castillo pertenecía a la Canónica de la catedral de Girona, el feudo estaba administrado por caballeros como las familias Peratallada y Sitjar que le rendían homenaje y le satisfacían los derechos señoriales.
Las excavaciones realizadas hasta hoy en día han permitido datar el momento de abandono del castillo a finales siglo XV.
Se conoce muy poca documentación en torno a su historia. De lo que fue una importante fortificación restan importantes ruinas. Desde el año 2002 y bajo la tutela municipal, cada año se llevan a cabo jornadas de consolidación en las zonas ya excavadas y continuando la investigación en las áreas pendientes.






Cedida por Ricard Ballo (2010)
 

Castell de Barbavella
El castillo de Barbavella, también conocido como el castillo de los Carlins o castillo de los Moros, se encuentra situado a poniente de la población. Edificado arriba de un cerro entre el torrente del Lobo y el torrente Rojo, tenía un control directo del paso del desfiladero del río Ter.
Es el castillo que se conserva en más mal estado. Aún así todavía se pueden adivinar dos aposentos del castillo delimitadas por potentes muros de más de un metro de grueso. Al costado norte y oeste todavía se conserva el foso que defendía este pequeño castillo.







Cedida por Ricard Ballo (2010)
 

Torre Desvern o Desbac.
Masia fortificada del siglo XII. Al vecindario del Mas Pedró resta la masía fortificada medieval, reformada el siglo XVIII, dicha la Torre Desvern o Torre Desbac.





 




Cedida por Ricard Ballo (2010)
 

Cervia de Ter
 

Castell de Cervià.
Documentado el año 992 a través de un documento de compra venta por el cual Sunyer Llobet adquiere dicho castillo al conde Borrell por 5 onzas de plata. Tras la muerte de su hijo Silvi Llobet le sucede como señor del castillo Gaufred  Bastons el cual vende juntamente con el castillo de Púbol  a los condes Ramon Berenguer I y Almodis de Barcelona. En 1065. Gaufred Bastons, obtiene el castillo en feudo de los condes de Barcelona.
El 1149 el castillo de Cerviá y el de Púbol son vendidos a Arnau de Llers. Fueron señores del castillo de Cerviá, Berenguer Jofre (1101), Guillem Jofre (1117), el cual se lo vendió a Arnau de Llers en 1149. El rey Jaume II concedió, en 1246, un privilegio que confirmaba la donación de Raset hecha por Arnau de Llers, señor de Cervià, en su testamento al monasterio de Santa Maria de Cervià.  En 1290 era propiedad de Huguet de Cerviá.
Años después , en 1338 era señor de Cervià un Galceran. Los Cervià poseían la jurisdicción de este término y de los de Bordils, Juià, Celrà y Cassà
La sucesión la tomó Grau de Cervià. Ya en el siglo XV consta como propietario del castillo la familia Xetmar. El 1698 Cervià era lugar real.
En una loma dentro la población se conservan las ruinas de este castillo de gruesos muros pudiéndose llegar a través de un camino que parte de la "Torre de les Hores". 




Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Muralles de Cervià









 



Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Castell de Raset.
Conocido el lugar por los lugareños con el nombre de "el castell", donde ocupaba el castillo en la actualidad de levanta una antigua iglesia. En su base sur puede todavía observarse un trozo de muralla de un metro de altura que son los únicos restos del castillo de la familia Raset.
Dos miembros son los testimonios del apellido Raset : Dalmau de Raset, que fue doctor en leyes, canónigo y vicario general de la diócesis y su hermano el caballero Bernat.
El rey Jaume concedió, el 1246, un privilegio que confirmaba la donación de Raset hecha por Arnau de Llers, señor de Cervià, al monasterio de Santa Maria de Cervià.
Torre de les hores.
Torre de planta circular medieval, para la defensa de la población. Modernamente se completó con un nuevo piso para poder alojar en su parte más alta un reloj











Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Flaçà

Castell de Flaçà.
Parece que en la época medieval debía haber un castillo. No se conserva ninguna estructura, si bien podemos afirmar que se encontraría cerca del casco antiguo. De este castillo sólo conservamos un documento. Es un documento de venta de la jurisdicción del castillo de Flaçà y de Sant Joan de Mollet a un tal Grado Macià, que llevaba la fecha de uno de agosto de 1392

Can Vinyals.
La torre de Can Vinyals, es una gran masía, muy restaurada, que conserva una capilla abierta al público, dedicada a la Virgen del Carmen, y que fue edificada en 1778 por Josep de Vinyals.










Cedida por Ricard Ballo (2009)

Casa Ramon Balle
En el centro del pueblo, justo al lado de la rectoría y ante una plaza rectangular, está la casa Balle, también conocida como can Llausàs.




 






Cedida por Ricard Ballo (2009)

Fornells de la Selva
 

Castell de Fornells.
Ocupando el lugar de una antigua masía derruida, se levantaba este castillo del cual se sabe que en 1048 Bernat Ermengol deja a Ramón Berenguer el "Kastrum de Fornels". La familia de los Montcada lo consiguen a mediados del siglo XII manteniéndolo durante largos años hasta que Isabel de Cardona i de Rocabertí  lo adquieren junto con la parroquia y el término.
El infante Joan vende el castillo y toda su jurisdicción a Francesc de Santcliment el año 1328.
Las obras realizadas entorno a los años 1990 ha hecho perder los pocos elementos característicos que poseía.






Cedida por Ricard Ballo (2009)

Torre de Bac i Basset.
 











Cedida por Ricard Ballo (2010)

Girona

Castell de Montjuic.
Documentado en 1653 fecha en que comienza su construcción y de las cuatro torres de defensa : las de Sant Daniel, Sant Joan, Sant Lluis y Sant Narcís.
Edificado y financiado por el rey Felipe IV de Castilla, se encuentra localizado en  la vertiente meridional de la montaña denominada antiguamente Barufa. Construida con el objeto de  defender la ciudad de los constantes ataques franceses.
De dimensiones prácticamente cuadradas alcanza los 160 metros de lado exteriores. En los ángulos tiene pequeños baluartes. Los que están orientados hacia el norte tenían terraplenes,  y caminos cubiertos, parapetos y fosos. En la parte orientada hacia la ciudad se abre la puerta de la fortaleza.
Tras los primeros ataques de los franceses en 1808, éstos se repiten en  1809 fecha en que un accidente destruye la torre de Sant Joan. En 1812 los propios franceses levantan otra junto a ella a la que denominan torre Suchet. Al retirarse los franceses en 1814 destruyen la torres de Sant Narcis,  Sant Daniel y Sant Lluis que todavía se mantenían en pie. Un bombardeo del general Prim en 1843 derriba la Suchet, la última torre que quedaba en pie.
En 1984 el ayuntamiento de Girona obtiene la custodia del castillo.
En la actualidad tan bella fortificación se encuentra convertida en un montón de ruinas. Sin embargo aún presenta parte de su majestuosidad.

Girona conserva en los alrededores de la ciudad diversas casas fortificadas como:Can Basil, Casa del Marqués de Camps, Can Puig y la Torre Cornèlia.





Cedida por Ricard Ballo (2009)

Castell de Campdorà.
Documentado el 1148 año en que la familia Sitjar de Girona lo tenía el calidad de feudo. En 1266 es adquirido por Ramon Renal, también de Girona el cual por herencia lo transmite a Berenguer Renal, el cual le otorgó en propiedad a su hija  Caterina. En 1493 Joan de Capmany compra la propiedad a Maria Sitjar el cual lo engrandece y transforma en una casa fuerte preparada para armas de fuego. En 1742 tras la muerte de Pere de Miquel la propiedad pasa a su esposa Ermerenciana. En 1757 Ermerenciana deja el castillo al Hospital de Santa Caterina. Ubicada en Campdorà, agregado de Celrà.
El castillo de Campdorà durante el siglo X ejercían con derechos señoriales el Obispo de Girona y los señores de los castillos de Hostoles y Puig-Alder. A lo largo de la historia ha ido cambiante de manos hasta llegar a los actuales propietarios, que además de consolidar la casa, han puesto en funcionamiento un jardín botánico.

 



Cedida por Ricard Ballo (2009)

Castell de Gironella o torre Gironella.
Documentado el 1190. Durante el siglo XII tenía la consideración de castillo. Era una excelente fortificación y albergaba la más alta torre de las existentes en Girona. Derrumbada el 1404 se volvió a levantar a partir del 1411. Durante el transcurso de la guerra civil del siglo XV sufrió severos daños pero Joana Enríquez la manda restaurar de nuevo. Finalmente mientras se retiraban las tropas francesas de la ciudad el 1814, Napoleón la manda destruir. Actualmente se aprecian restos ruinosos.







Cedida por Ricard Ballo (2009)

Castell Palau Sacosta o Torres de Palau.
Edificado el año 1495 por Joan Sarriera  tal como reza en la inscripción que se aprecia sobre la puerta principal : "Aquesta casa a feta mossen Johan Cerriera: Balla general Ay MCCCCLXXXXV" (después condes de Solterra) sobre una antigua fortaleza mencionada ya a principios del siglo XIV. El matrimonio entre Joan Sarriera y Violant Margarit cierra la fuerte rivalidad entre estas dos familias.
Se localiza dentro del casco urbano al sur de la ciudad, en el antiguo poblado de Palau-sacosta, junto a la iglesia parroquial de Sant Miquel.  A mediados del siglo XX pasa al marques de Montbui quien lo deja a los marqueses de Montoliu.
Bien conservado, el castillo es de planta cuadrada, de la cual sobresalen sólo dos torres; una de planta cuadrada al ángulo noroeste, que es la parte más antigua del edificio y que por el aparato y otros elementos constructivos puede datarse al siglo XIII, y la otra circular, al ángulo sudeste.
Es de propiedad privada por lo cual no se puede visitar.

Torre Suchet.
Torre de defensa construida en el siglo XIX reemplazando a otra llamada de Sant Joan y construida en 1653. Formaba parte de otras tres (Sant Daniel, Sant Lluis y Sant Narcís.) construidas al mismo tiempo que el castillo de Montjuïc.










Cedida por Ricard Ballo (2009)

Muralles de Girona.
Girona desde la antigüedad ha estado protegida y rodeada de murallas. Los restos actuales de la muralla corresponden fundamentalmente a la reconstrucción que ya se había acabado antes del año 300 dC.
El recinto romano servía de base a la muralla medieval, que tuvo un recorrido parecido y unas torres redondas mucho más elevadas que las romanas.
La construcción del Paseo Arqueológico, que sigue el recinto medieval a partir de la calle de Sacsimort, ha permitido de revalorar los viejos muros defensivos de Girona hasta el portal de Santo Cristòfol. Los años ochenta fue reabierto el Paseo por la muralla que va de Santo Domènec al portal del Carme, lo cual ha significado recuperar una panorámica inédita sobre la ciudad y el plan gerundense.



Cedida por Ricard Ballo (2009)

Castell de Sant Miquel
En la cima del cerro de Sant Miguel, antiguamente conocido por Puig del Castellar, están las ruinas de una capilla que estaba dedicada a san Miguel y que fue construida sobre las ruinas del castillo de Sant Miquel. A su lado se conserva una sencilla torre de observación desde la que se puede admirar una amplia panorámica del Gironès en el Empordà.









Cedida por Ricard Ballo (2009)

Juià Castell de Juià.
Hace falta buscar los orígenes históricos de Juià en la documentación medieval "Castrum Julianum", que menciona el castillo ya a primeros del siglo XI, dentro del condado de Girona. El castillo pertenecía al obispo de Girona y lo tuvieron en feudo los Baseia y los Cervià. Durante el siglo XV pasó a la corona.









Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Llagostera

Castell de Llagostera  y murallas.
Documentado en 1288.a través de la venta del castillo al vizconde Dalmau III de Rocaberti por parte del rey Alfons "el Franc". Le sucedió como segundo señor de Llagostera,  Guerau de Rocaberti.
Pueden observarse todavía los restos del castillo, formado por dos torres de planta circular y un muro,  junto a la iglesia parroquial de Sant Feliu y el ayuntamiento, que fueron propiedad real y posteriormente cedido a los Rocaberti en 1314. Diez años después a la muerte de éste pasa a poder de Ot de Montcada.
El 1375 Pere III erige el lugar en baronia de Llagostera a favor de Gastó de Montcada y de Lloria. Esta baronia comprendía los castillos de Malavella, Montagut y Cassà, la villa de Caldes de Malavella y las villas y lugares de Franciac, Santa Seclina, Caulès y Tossa.
El conde de Barcelona a lo largo de los siglos XIV y XV lo convierten en un importante conjunto fortificado con dos o tres recintos amurallados y varias torres de las cuales permanecen tres.
Finalizaría el 1670 siendo Galceran de Cruïlles el 14 barón de Llagostera.
El actual Ayuntamiento ocupa el lugar en que le levantaba el antiguo castillo. De la primitiva construcción, se conserva la actual sala de Plenos con tres arcos y sus correspondientes contrafuertes exteriores, decorados con un escudo con las tres cruces de los Cruilles, barones de Llagostera entre 1413 y 1564.
En el sXIV dos murallas concéntricas rodeaban la población. El primer recinto protegía la iglesia, el cementerio, el castillo y las casas construidas a su alrededor.  El castillo estaba flanqueado por cinco torres de defensa de las cuales se conservan tan solo dos, la denominada Torre de la Presó, utilizada como prisión hasta épocas recientes y restaurada en 1671 y la torre próxima al ayuntamiento y que se aprecia en la fotografía adjunta, que acoge dependencias municipales.
Del segundo cinturón amurallado, de los dos portales de entrada y del propio castillo actualmente no queda ningún rastro.




Cedida por Ricard Ballo (2009)

Castell de Montagut.
Los restos nos cuentan que debió de construirse entre los siglos X y XI. Fue una vida breve pues entre los siglos XIV y XV  ya estaba abandonado. Desde la cumbre donde fue levantado (junto a un repetidor de TV), se tiene una magnífica visibilidad pero por contra debería estar tremendamente solitario y tal vez mermado de suministros.




 





Cedida por Ricard Ballo (2009)

Madremanya

Castell de Millars.
Poco se sabe de este castillo, si bien existe documentación de que fue construido durante el siglo XIV un siglo más tarde que la capilla. Restaurado durante el siglo XV y de nuevo recientemente, se puede apreciar su patio de armas y unos bellos ventanales.
Perteneció a la familia Millars, señores de Madremanya. En 1410 era señor del castillo Berenguer de Millars.
Conserva restos del recinto medieval amurallado, de gran interés y el escudo señorial en la fachada.







Cedida por Ricard Ballo (2009)

Quart Castell de Palol.
Documentado en 1279 a través de una escritura entre la que reza :" pro fabrica Sti. Saturnini de Palaciolo" haciendo referencia al conjunto de la iglesia y el castillo. La iglesia parroquial de Sant Sadurni era la antigua capilla del castillo.
En 1350 el propietario Dalmau de Palol, del cual procede el nombre del castillo, quien lo dona a su hija Sibil.la, tras lo cual se pierde la información. En 1698 el lugar era propiedad de la corona. Actualmente se encuentra abandonado y muy deteriorado.







Cedida por Ricard Ballo (2009)

Sant Gregori
 

Castell de Cartellà.
Documentado el año 1238 fecha en que Galceran de cartella y su esposa Agnès, instituyen un beneficio en el altar de la capilla del castillo de Cartellà.
Este castillo residencial levantado entre dos rieras (Gàrrap y Petròleg) que lo protegían, el 1242 aparece nombrado en un testamento que mandó redactar Guerau de Cabrera.
Tenía el castillo dos entradas por sendos puentes tendidos sobre ambas rieras. El principal estaba en el lado este consistiendo en una grande arcada de piedra que da acceso al primer recinto. El estrecho de la parte de la fortaleza está defendido por una torre poligonal que ocupa el ángulo formado por el torrente y el foso mayor. Detrás de esta torre se esconde el ábside de la capilla, situada en el primer recinto, la cual es pequeña y de trazado románico de una nave. Por el muro de la iglesia había una escalera exterior por la cual se podía acceder a la parte alta de la torre, pues la planta baja de ésta no tiene otro acceso que un vacío abierto.
La fachada es muy simple, construida, así como el resto, de obra de cascotes con sillares a las cantoneras. En medio hay la puerta, adovellada en punto redondo. Otro puente de fábrica, extendido sobre el segundo foso transversal en lo tocante a la riera Gàrrap, daba paso del primer recinto al segundo en qué se encuentra el núcleo residencial. El portal tiene arco de punto redondo y vuelta rebajada más amplia, habiendo sido proveído de rastrillo. Está construida esta torre de piedra. Acaba en almenas cuadradas.
El 1321 lo adquiere Ramón de Xetmar si bien unos años después llega a las manos de Milany quien lo mantiene hasta 1430 fecha en que lo adquiere Garcelan de Milany i Pinós.  
El 1467 cayó en poder del lugarteniente Joan de Lorena, y el 1470 de los remences de Verntallat, que pronto se rindieron a las fuerzas de Joan Sarriera. Cuando ésta finaliza, Joan II dona el castillo a Ventallat, en 1474.
En 1495 es adquirida en pública subasta por el ciudadano Baldiri Agullana. Actualmente una vez restaurado se encuentra en buen estado de conservación.












Cedida por Ricard Ballo (2009)




 

Castell de Tudela
Documentado el 1091 como "Castro de Todela" merced a la escritura conferida por el juramento de fidelidad del abad Berenguer hacia el conde Ramón Borrel I, se encuentra localizado en al cumbre de la sierra de Sant Grau. Fueron señores del castillo diversos Tudela pues documentos de 1092 nombran a Guillelmi de Todela y en 1178 a Petrum de Todela.
El 1136 Ramon Berenguer IV encarga su tutela a Guillem Raimon
Fueron señores del castillo Los Montcada  y en 1314 Ermessendis de Cartellà mujer del barón de Cabrenys. A finales del siglo XIV, Ramón Galceran de Pinos.
El último del que se tiene noticia correspondería a Baldiri Agullana en 1495.
En la actualidad  tan solo se pueden ver los restos de la base de una torre junto a una ermita que se adivina capilla del castillo.





Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Castell de Sant Gregori. o casa dels Margarit.
Parece que esta casa fortificada fue construida a caballo de los siglos XV y XVI habiendo pertenecido a los Margarit una importante familia cuyo linaje se inicia en Bernat I Margarit y su hijo Bernat II Margarit nombrado caballero en 1377.
Este tuvo dos hijos que formaron dos líneas : la línea del Castell d'Empordà y la línea de Sant Gregori. Formaba ésta última línea Joan I de Margarit i de Peguera el cual heredó todo el patrimonio de Sant Gregori.
Fue la casa paterna mientras duró dicho linaje. A finales del siglo XX llegó a estar abandonada.
Es un edificio cuadrangular de tres `plantas distribuidas alrededor de un patio y fortificado con una torre cantonera cuadrada de cuatro pisos.





Cedida por Ricard Ballo (2009)

Torre de Taialá.
Es un gran casal rectangular fortificado y preparado para armas de fuego con un gran patio en su zona central. Construido durante los siglos XVI-XVII se levanta junto a la iglesia parroquial de la cual apenas existe historial.









Cedida por Ricard Ballo (2009)

Sant Jordi Desvalls Castell de Sant Jordi.
Existen referencias del castillo de Sant Jordi durante la guerra contra Joan II, el 1462, cuando el varón de Sant Jordi, Guillem de Biure, se puso junto a los partidarios reales a los cuales entregó su castillo. Este mismo personaje se destacó, durante el asedio de la ciudad de Girona, en la defensa de la reina Joana Enríquez y el infante Ferran. En 1466 fue huésped de excepción "la señora Reyna doña Johana mujer del Rey don Johan" lo cual debe interpretarse que el castillo reunía grandes dosis de seguridad, pues estuvo alojada diez días
Estos personajes reales permanecieron en unos cuántos días al castillo de Sant Jordi, antes de entrar en Girona, cuando partieron del asedio de Roses. El 1631 el varón de Sant Jordi vendió el castillo al capítulo de la catedral de Girona.
Durante el siglo XVI consta como señores del castillo, de nuevo los Biure.
Escasas ruinas en el centro de la población formadas por un gran talud.  Algunas informaciones señalan que el campanario actual se corresponde con la antigua torre del castillo.




 




Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Sant Julià de Ramis
 

Castell de Montagut.
Documentado el siglo XIII. Se encuentra en un cerro a la izquierda de la carretera de Girona en Olot. Perteneció a Pere II el cual lo donó a Jofre de Foixà y más tarde a Sant Pere de Galligans. En 1385 se le concede su custodia a Bernat Desprat y Jaume Sagarriga
Actualmente en estado ruinoso conserva una torre almenada y numerosos muros en los cuales se  perciben espacios almenados, matacanes y el foso.


 





Cedida por Ricard Ballo (2010)

Castell de Medinyà.
Forma parte del conjunto que incluye la gran torre y la iglesia parroquial.
El lugar es documentado desde el 1017 y el castillo el 1047. Serían señores del castillo los Medinyà y, desde el s XIV, los Xatmar. En 1385 fue restaurado y preparado para la defensa confiándose la custodia a Bernat Desprat y Jaume Sagarriga.
Se conservan diverso trozos de muros y fragmentos de "opus spicatum" y un gran portal gótico que todavía conserva el castillo.

 



Cedida por Ricard Ballo (2010)

Sant Martí de Llémena Castell de Granollers.
Documentado el 1140 fue casa de los barones de Granollers de Rocacorba. Durante el siglo XIV era señores del castillo los Cartellà, feudatarios del Obispo de Gerona, señores que además. En 1379 Pere Galceran de Cartellà obtiene por orden de Pere el Ceremoniós, la jurisdicción criminal del lugar y se convierte en el primer barón de Granollers.
Actualmente es un casal muy modificado casi irreconocible pues sus ventanas y puertas corresponden al siglo XIX - XX que se localiza junto a la iglesia.







Cedida por Ricard Ballo (2009)

Torre de guaita de Sant Martí de Lémena
Construida durante la baja edad media, es de planta cuadrada y alcanza los diez metros de altura. Se encuentra localizada en la entrada de la población formando conjunto con un pequeño cementerio, una fuente y la iglesia de Sant Martí.










Cedida por Ricard Ballo (2009)

Vilablareix La Torratxa
Documentado en 1892.  Se observa una torre funeraria de época romana (siglo II-III dC). conocida también por Torre dels Gavatxs, Torre dels Moros, Pou dels Moros o mausoleo a cuyo alrededor se formó una necrópolis romana.
Se le localiza en el Camp de la Torratxa de cal Curt, junto al llamado Camp Baix de can Jordi.









Cedida por Ricard Ballo (2009)

Viladasens Torre de vigilancia a Fellines.
Se trata de una antigua torre de telegrafía óptica, identificada con el nº 206 del ramal  Barcelona.
Mantiene las cuatro paredes en pie. No tiene techo. Aparcamiento al lado mismo. 
Situación de la torre: N 42.09400 / E 2.89198.
 









Cedida por Ricard Ballo (2009)

 
Ver Gironès en un mapa más grande