GARRAF

 
Canyelles

Castell de Canyelles.
Documentado el 992. Ha sufrido reformas en diferentes épocas, en la edad media y ampliaciones en los siglos XVII y XIX.
La torre redonda y los muros almenados en la parte posterior del conjunto se consideran los puntos más antiguos del castillo.










Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Cubelles Castell de Cubelles.
Documentado en 1041. Parece que el primer propietario fue Gombau de Besora quien lo hizo construir, aunque pertenecía a los condes de Barcelona. Enajenado por Alfonso II en 1288 fue vendido a Gispert de Castellet. Durante el siglo XIV mantuvo sus derechos la familia Castellbisbal. Tras algunas otras enajenaciones, finalmente en el siglo XVII pasa a pertenecer a los Llupià, marqueses d'Alfarràs hasta la actualidad. Este castillo habitado presenta una gran torre cilíndrica adosada. En 1675 se llevó a cabo una gran reforma dirigida por Fra Josep de la Concepció. Actualmente se está procediendo a la restauración de las fachadas bajo la dirección del Servei de Patrimoni Arquitectònic local.




Foto cedida por Ricard Ballo (2006)

Olivella Castell  de Olivella. (también conocido como Castell Nou). 
Documentado en el año 1264. Del castillo perduran restos bastante notable de los muros y una torre redonda transformada en molino de viento por lo cual ha adquirido el sobrenombre de "el Molinet". El dominio del castillo le correspondía al obispo de Barcelona condición por la que pudo donarlo a la Capella de les Onze Mil Verges de la catedral de Barcelona, en 1271. Por su parte el rey Pedro III vendió la jurisdicción civil y criminal del castillo al titular de la capilla al titular de la mencionada capilla. 








Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Sant  Pere
de Ribes

Castell  de Sant Pere de Ribes o de Bell-lloc.
Documentado el 990 se encuentra en lo alto de un cerro y pertenecía al obispo Vives de Barcelona el cual otorgó una serie de franquicias a fin de favorecer el poblamiento a cambio del trabajo de reconstrucción del castillo. 
Posteriormente fue donado a una familia denominada Ribes que era descendiente de Geribert, vizconde de Barcelona. En 1390 se cuenta como propietario el obispo Ramón d'Escales. Desde 1620 ha servido de innumerables funciones, como almacén, tienda, archivo y prisión. Puede observarse una gran torre cilíndrica de casi 20 metros de altura  y 7 de diámetro, puerta elevada con arco de herradura construida sobre el siglo X. Ha recibido reformas en el transcurso del siglo XIV y en el XIX.
Actualmente es vivienda particular.








Foto cedida por Ricard Ballo (2006)
   
 

Torre de Veguer.
Casa fortificada. Sus orígenes se remontan al siglo XIV, siendo una antigua posesión señorial. En 1400 se fundó un monasterio de frailes Jerónimos que ya iniciaron el cultivo de la vid. Siguiendo dicha tradición, la vida de la casa ha estado siempre ligada al mundo de los vinos. Desde 1878 pertenece a la familia Ferrer-Vidal y está catalogada como edificio histórico-artístico por la Generalitat de Catalunya.
A partir del 1882 ha sufrido numerosas transformaciones.








Foto cedida por Ricard Ballo (2010)

Sitges

Castell  de Sitges.
En la antigüedad se llamaba de Cegias ya que había tomado el nombre del cerro en que se encontraba, pasando posteriormente a denominarse Cigias, Ciges, Cigas y Citges.  Documentado en 1041, siendo propiedad del obispo de Barcelona, Guislabert quien lo entrega en feudo a Mir Geribert. A lo largo de los siglos el castillo de Sitges fue perteneciendo a diversas familias, las Ribes, Fonollar y la Fortià pero el papel más importante lo ejerció el Obispado de Barcelona quien lo adquirió el 22 de julio de 1353. Fue restaurado en 1525 (llevaba la fecha en una piedra de ángulo) y destruido en 1649 durante la Guerra dels Segadors. Restaurado de nuevo en 1681 volvió a sufrir daños en la Guerra de Sucesión siendo finalmente en 1869 totalmente destruido convirtiéndose en  solar. En su centro de encontraba la torre maestra circular. Este terreno pasó a ubicar el Ayuntamiento en 1869.






Foto cedida por Ricard Ballo (2010)

Castell de Garraf.
Documentado desde 1011. Se conoce popularmente como el Castellet. Constaba de un recinto trapezoidal y una torre de defensa. Sus  restos pueden datarse de los siglos X al XII.
Perteneció a la antigua cuadra de Garraf.








Foto cedida por Ricard Ballo (2010)

Muralles de Sitges.
La dureza de laqs guerras carlinas obligó a fortificar la población y poder seguir con su desarrollo. Durante el siglo XVII todavía se localizaba uno de sus seis portales.
















Foto cedida por Ricard Ballo (2010)
Torre de defensa de Can Amell.
Es probable que ésta torre formase parte de la edificación defensiva de la masía de Ca l'Amell y de la cuadra de Campdàsens. Podría ser del siglo XIII o posterior.











Foto cedida por Ricard Ballo (2010)
Torre de defensa de Campdàsens.
La torre de defensa de oriegen románico podría pertenecer al siglo XI.












Foto cedida por Ricard Ballo (2010)
Torre de defensa de Can Planes.
La masía, antiguamente denominada Font de Gallina, está documentada desde el siglo XIII. La actual construcción puede ser del siglo XV o XVI, mientras que la torre de planta cuadrada podría ser anterior.










Foto cedida por Ricard Ballo (2010)

Torre de Garraf.
Documentada el siglo XIV se incluye dentro de las torres levantadas dentro del sistema de defensa costera. Localizada dentro del complejo del Celler Gúell. De planta circular presenta una pequeña entrada en la fachada oeste así como una pequeña escalera que comunica con la parte superior, punto en que se llevaba a cabo la vigilancia del litoral de Garraf.






 Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Vilanova
i la Geltrú

Castell de Geltrú.
Documentado en 1080. Actualmente museo fue restaurado en 1919 por Jeroni Martorell. De este castillo con patio   interior se conservan elementos de los siglos XII al XV. En el museo se exponen colecciones  de arqueología y cerámica catalana y en especial una importante colección de arte moderno con las firmas de Fortuny, Brull, Casas, Novell y muchos más; así como los fondos que habían estado previstos para el proyectado Museo de Arte Contemporáneo  de Barcelona.
El obispado de Barcelona tenía  donado el castillo en feudo a los descendientes  de Mir Geribert, los cuales adoptaron el nombre  de Ribes, los cuales dispusieron de él durante muchos años. Posteriores linajes se fueron sucediendo hasta que en 1359 la familia Sanjust vendieran el castillo y el término de la Geltrú al municipio.



Foto cedida por Ricard Ballo (2006)

Torre d'Enveja,
Conocida también por torre de Sant Joan pertenece a al grupo de torres de defensa. Documentado el 1278 permanece como parte de lo que fuera una fortaleza y de la cual se observa su estructura redonda junto a numerosos muros.










Foto cedida por Ricard Ballo (2006)

Torre de Salicrup.
Torre de defensa de línea cuadrada, documentado desde el siglo XIII. Esta torre de defensa de línea cuadrada perteneció a la masía Solicrup y durante el 1644 fue adquirido por los  frailes mercedaris quienes construyeron un oratorio. Durante el siglo XIX fue adquirido por Joan Samà, que lo convirtió en el centro de una gran explotación vinícola. Al siglo XX fue propiedad de Josep Bertran y Musitu y después se convirtió en una importante granja avícola.








Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Torre o fortí carlí a Ribes Roges.
Torre de defensa.











Foto cedida por Ricard Ballo (2006)

Torre d'en Garell
Fortificación construida durante la tercera guerra carlina, al último tercio del s.XIX, junto con otros cinco, de las cuales sólo restan tres (esta, Orillas Rojas y Platos y Ollas).









Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Torre d'en Vallès
Fortificación tronco-cónica construida al año 1839, durante la primera guerra carlina.











Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Torre dels Plats i Olles
Fortificación construida el año 1874 junto con otros cinco, de las cuales sólo restan tres (esta, Orillas Rojas y de en Garrell), por defenderse de la tercera carlinada. El renombre de Plats y Olles viene del hecho de comerciar o trabajar con barro cocido.









Foto cedida por Ricard Ballo (2007)

Torre de la Immortalitat
Fortificación cantonera, atulada y con almenas construida el año 1837, durante la primera guerra carlina, por tal de reforzar la muralla de los Josepets.










Foto cedida por Ricard Ballo (2007)
   
Ver Garraf en un mapa más grande
.