BERGUEDÀ

 
Bagà Castell de Bagà.
Documentado en 949. En la parte alta de la villa permanecen los escasos restos de la antigua capilla. De éste castillo parece se inicia el topónimo de la familia Pinós.

Berga Castell de Berguedà.
Documentado el 1170 ha recibido grandes daños por las guerras civil. Actualmente se observan restos de muros y una torre.

Castell de Sant Ferran.
Documentado el 1095. Tras caer en manos de los franceses durante un año, el 1655 Josep Galceran de Pinós lo recupera bajo las órdenes de Felipe V. Esta lucha provoca la destrucción de la iglesia parroquial que existía en su interior. Nada perdura de aquel castillo de la época medieval aparte de algún cimiento aprovechado para el hotel que hoy se encuentra en su lugar y que fue reedificado el siglo XVIII.

Castellar de n'Hug Castell de Castellar.
Documentado el 938 conserva algunos muros aprovechados en la actualidad como muros en un corral.

Cercs Castell de Blancafort.
Documentado en 1166. Consta que Pere de Berga consiguió del rey Alfons el Cast los favores de obtener el castillo a cambio de jurarle fidelidad. 









Fìgols Castell de Peguera.
Documentado el 1098. De aquí nace el famoso linaje de los Peguera, si bien no queda ningún resto del castillo.

Gironella Castell de Gironella.
Documentado el 1253. Actualmente solo se puede observar las ruinas de aquel castillo y algunos muros así como los restos de una torre cuadrada que soportó un campanario posterior.

Gisclareny Castell-fortaleza de Gisclareny. Documentado el 1255. Muy pocos restos.

Gósol

Castell de Gósol.
Documentado en 1068. Restos en la parte alta de la población de lo que fue el castillo destacando una gran torre cuadrada acompañada por los  muros de la antigua iglesia parroquial.
Gósol perteneció inicialmente al pagusberguedà, pero pronto pasa a los condes de Cerdanya; y más tarde, con las restantes posesiones de estos, al patrimonio de los condes de Barcelona.
Unos y otros infeudan el castillo de Gósol,  a los señores de Pinós.
El año 1273  Galceran (IV) de Pinós, dicho el Viejo, y su mujer Esclarmunda otorgan carta de poblamiento para todos aquellos que se establezcan en la población.Liberaba los habitantes presentes de la obligación de trabajar en las reparaciones del castillo. A finales del siglo XIV, Gósol se ve involucrado en las luchas contra el conde de Foix y un año después padece de la guerra contra Joan II; el 1469 el capitán Pere Companyó declaró la villa sometida al rey de Francia.
En esta época, Gósol, como el resto de las propiedades de los Pinós, había pasado a pertenecer a los duques de Alba.



Cortesia de Gerard de Tena (2006)

Castell de Fraumit.
Documentado el 1288. De todo el solamente se descubren algunos restos medio cubiertos por la vegetación en lo alto de un cerro.

Guardiola
de Berguedà
Castell de Guardiola.
 Es posible que desde el año 962, cuando el conde Sunifred de Cerdanya-Besalú dio el alodio de Llenes, la torre de Guardiola pasara a depender del monasterio de Sant Llorenç. El castillo de Guardiola en su origen debía de ser una pequeña torre de vigilancia, que se debió de ir ampliando poco a poco hasta convertirse en un castillo, no muy rico en tierras pero situado en un lugar estratégico puesto que como castillo está documentado a partir del 1196.
Al siglo XIII, la alcaldía del castillo dependía de una familia que había adoptado el nombre de Guardiola como apellido. Pero cuando el cargo pasó, el 1281, a Agnès de Guardiola; esta renunció el cargo y entregó el castillo al monasterio, a cambio de su manutención vitalicia. Los reyes Jaume II y Alfons III de Catalunya-Aragón se preocuparon de incorporar el castillo al dominio real, mediante un pacto con los abades sucesivos del monasterio.
El 1327 se llega a un acuerdo por el cual se cede al rey la mitad por indiviso del castillo y de sus dependencias en libre y franco alodio, de tal manera que los reyes no la pudieran alienar, puesto que, antes, debía volver a poder del monasterio.
En 1364 el castillo y el término de Llenes fueron vendidos a la universidad de Berga y, un año más tarde, el abad de Sant Llorenç vendía su mitad al varón de Pinós. El castillo de Guardiola sufre numerosos avatares durante la guerra contra Joan II. Este dona el castillo a Galceran de Pinós-Fenollet y de Mur, el año 1469, con el fin de  compensarlo de las posesiones que le habían sido confiscadas al Rosselló por el rey francés.
Fueron notorias las rivalidades entre los amos del castillo de Guardiola, y los varones de Pinós en especial en el transcurso de la guerra de Segadors. Fue en 1642 cuando por orden del cardenal Richelieu, en el transcurso de la retirada de los franceses, se lleva a cabo la destrucción del castillo.
Restos en la cumbre de un cerro próximo a la confluencia de los ríos Bastareny  y  el Llobregat.



Cortesia de Gerard de Tena (2006)

Castell de Gavarrós (en el agregado de Brocà)
El topónimo de Brocà aparece mencionado antes del año 1000 mencionado como  Gavarret. Sin embargo el castillo lo hace el 1297.
Gavarrós y Brocà formaron parte del de baronía de Pinós hasta el siglo XVI en que pasaron a los duques d'Alba.
 No quedan restos pero se sabe que estaba en un paraje donde después se construyó una masia que se la conocía como el castillo. Hoy día lo que hay es la parroquia de Brocà.
La Pobla
de Lillet
Castell del Lillet.
Documentado el 833, el antiguo castillo de Lillet estuvo situado encima de un gran peñasco, cerca del torrente del Junyent, dominando el valle de Lillet. Probablemente fue abandonado al final del siglo XIII, cuando el centro político y económico se trasladó al reciente casco urbano de la Pobla.
De el perduran escasos restos destacando sólo una pared y una ventana. A su lado se instaló durante el siglo XIX una gran cruz de hierro. Numerosas masías medievales pertenecen a éste término, entre las que destacan: el Buque, Vallfogona, Montverdor, Arderiu, el Tinard, los Carbonells entre otras.
Este castillo esta alejado del rio Llobregat y situado en un risco.







Cortesia de Gerard de Tena (2006)

Castell  de la Pobla.
Documentado en el año 1297. Ese año los Mataplana se trasladaron a un islote en el cauce del rio Llobregat, justo en la intersección del rio Arija con el Llobregat. Allí aprovecharon la singularidad de un peñasco rodeado de agua para construir su nueva fortaleza.
De las tres alas que rodeaban el patio de armas sólo queda una , la que incluía la puerta de entrada. Sobre las ruinas de este castillo se construyó en el siglo XIX la iglesia y la rectoría. La iglesia se ha restaurado recientemente y la rectoría se ha comprado al obispado de Solsona y se ha  rehabilitado para convertirla en un alojamiento rural para 24 personas. Dicha rehabilitación ha procurado ser lo más respetuosa posible con los antiguos muros y con la reconstrucción del siglo XIX. Actualmente, totalmente reformado y habilitado como alojamiento rural particular. (Tel. +34 93 699 72 09)



Cortesia de los propietarios

La Quar Castell de la Portella.
Documentado del año 1003. Desconocido su emplazamiento si bien se cree estaba delante del monasterio. De éste castillo procede el linaje de Saportella. Guifré I y su madre fundarían el monasterio de Sant Pere de la Portella el año 1003.

L'Espunyola Castell de l'Espunyola.
Se obtiene documentación del año 950 momento en que la condesa Adelaida dona el castillo y el terreno al monasterio de Sant Joan de les Abadesses. De éste castillo que perteneció al marques de Tamarit, permanece su obra gótica sus dos torres cuadradas  en los extremos. Aunque hay zonas bastantes deterioradas se espera una próxima restauración. Adquirió su nombre por uno de sus propietarios: los espunyola




Montmajor Castell de Montmajor.
Documentado en 1183 aún permanecen los restos de una gran torre redonda y algunos de sus muros.
Fue propiedad de Guillem de Bergueda el cual le hace donación el 1187 a su hermano Berenguer.
Años más tarde se sabe que pasó a formar parte del patrimonio de Ramon Folc, vizconde de Cardona.
Este también lo dona a su hermana Geralda a la hora abadesa del monasterio de Valldaura.
Jaume II el año 1309 lo recibe de la condesa Sibil-la de Pallars.


 

Puig-Reig Castell de Puig-Reig.
Documentado el año 974 fue propiedad de los templarios. Se conservan muros del siglo XII sobre la contigua iglesia.
El castillo de Puig-reig, documentado desde el año 907, fue ampliadoconsiderablemente en los siglos XII y XIII en construirse tres niveles de murallas,que incluian el castillo, la iglesia y una pequeña villa. Situado sobre una colinadominaba el camino real de Manresa a Berga, a la derecha del Llobregat.
Los escasos restos del castillo, que corresponde a la época del trovador Guillem de Berguedà y su padre, están formadas por fragmentos de murallas y parte delcentro casteller que en los siglos XVI y XVII fue adaptado como masía.
En 1585 el comendador Ramón de Veneno declara que el castillo se encontrabaen ruinas y era prácticamente inhabitable.






Cortesia de Ricard Ballo (2011)
Castell de Merola.
Del castillo de Merola tan solo resta lo que muestra la fotografia. En realidad fue tan solo una torre de vigilancia del camino real de Manresa a Berga con el fin de proteger el límite sur del Condado de Berga.
En el siglo XI está documentada la familia de los Merola, señora del castillo y que ocupaba la vicaría del castillo de Puig-reig por nombramiento de los Vizcondes del Berguedà.
Los señores de Merola eran feudatarios de los señores de Berga, que, emparentados con los condes de Pallars, se vendieron el castillo de Merola, junto con otros castillos bergadanes, al rey Jaime II en el año 1309.





Cortesia de Ricard Ballo (2011)

Saldes Castell de Saldes.
Documentado el año 1068 y 1095 muestra todavía importantes zonas de su perímetro. Conserva aún una buena parte de las murallas exteriores, la ermita de Santa María y el patio.
También destaca una gran sala del siglo XIII cubierta con bóveda apuntada y con perta de arco de medio punto. La ermita de Santa María del Castillo es una pequeña iglesia, de la cual se tienen noticias desde el siglo XIII en que era la iglesia del castillo. Consta de una pequeña nave rematada con un  ábside ovalado y cubierta con bóveda apuntada
Fue uno de los principales lugares de la baronía de Pinós (siglo XII) y del duque d'Alba durante el siglo XVI).




Cortesia de Gerard de Tena (2006)

Santa Maria
de Merlès
Castell de Merlès.
Documentado en 893  presenta el recuerdo de un trozo de muro en lo alto de un peñón.

Castell de Pinós.
Documentado en 1068 mantiene importantes restos de los muros. El linaje se inicia con Pinós Riculf y Adelaida si bien el nombre lo utiliza por primera vez Galcerán I de Pinós. De su matrimonio nacería Hug de Bagà considerado uno de los fundadores del Temple.
Vallcebre  Castell de la Grallera.
Documentado en 1255. Escasas ruinas
Vilada Castell de Roset.
Documentado en 1026 en la donación de un alodio dentro su término al monasterio de la Portella.
Los restos del castillo de Roset se levantan en un cerro rocallós (1 042 m) a las vertientes de la sierra de Picamill, al NW del término. Es mencionado como castillo por primera vez el 1026 en la donación de un alodio dentro su término al monasterio de la Portella. Formó parte de la bailia de Vilada, de la baronia de la Portella,  destacando una familia feudataria llamada Roset, algunos miembros de la cual fueran siglos después procuradores o gobernadores de los varones de Pinós y Mataplana.
De este gran recinto puede todavía observarse entre la maleza el gran tamaño del fortín.




Cortesia de Ricard Ballo (2009)


Viver
i Serrateix
Castell de Castellot de Viver.
Se ha obtenido documentación de los años 1068 i 1095. En la cima de un peñón se pueden todavía observar los restos de sus muros considerados de alto valor arqueológico.

   
Ver Berguedà en un mapa más grande