BAIX EMPORDA         
 
Albons

Castell de Albons.
Documentado el 1170. A principios del siglo XIII la familia Destorrent tenía en feudo el castillo de los señores de Torroella de Montgrí. Pasa a poder de la corona tras un intercambio con el infante Pedro de los castillos de Torroella y Albons por otros. La proximidad con el de Montgri que estaba construyendo el rey hizo que éste prohibiera al conde la continuación de las obras de fortificación que se estaba realizando.






Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Begur Castell de Begur.
Castillo roquero. Doc.desde el 1019 . El año 1019 era propiedad de Arnust de Begur a quien se debe su construcción, al cual sucedió Udalard Gaufred. En el siglo XIV tras pasar por varios propietarios lo recibe de manos del rey Pere IX, Gilabert de Cruilles, también señor de Perelada.
Un descendiente suyo, Carles de Vilademany i de Cruïlles se lo vende al municipio el año 1604.
En lo alto de un promontorio desde donde se divisa un paisaje incomparable se alzan los restos de lo que fue el castillo de Begur. A pesar de haber sido volado en 1810 conserva una torre redonda y sus muros conserva también cuatro torres redondas de defensa, con restos de muros. Este castillo se levanta sobre había estado una primitiva población pre-romana y romana.
En Begur se conservan actualmente seis de las 11 torres de defensa que existieron en la antigüedad.
















Andreu Salillas (2009)

Castell de Esclanyà.
Documentado en 1362 puede todavía observarse una gran torre de forma rectangular (siglo XII) adosada a un edificio del siglo XVII.
Hasta finales de la edad media fue una posesión de la familia de Cruïlles quienes también poseían el castillo de Begur y el lugar de Regencós. Es conocida popularmente como Torre d'Esclanyà




 




Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre de Can Marquès.
Si bien está incorporada a una masía edificada durante el siglo XIX, ésta torre se construyó durante el siglo XVI coincidiendo con una autorización real para construir torres de defensa contra los ataques de las uestes piratas que se aproximaban a la costa catalana.
En el piso superior se guardaban las piedras y objetos contundentes para el lanzamiento de los agresores.










Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre de Can Pella i Forgas.
Torre edificada en torno al siglo XVI destinada a la defensa de los ataques e incursiones de los numerosos piratas que llegaban hasta la costa catalana.
Está construida sobre la roca natural y es de destacar los motivos arabescos de sus ventanales.
Fue propiedad del abogado, político e historiador Josep Pella i Forgas.


Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre del Mas d'en Pic.
Torre edificada en torno a los  siglos XVI-XVII destinada a la defensa de los ataques e incursiones de los numerosos piratas que llegaban hasta la costa catalana.
Se localiza en las afueras de la población.







 



Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre del carrer Sant Ramon












 


Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre del mas de Mauri de Vall
Torre edificada en torno a los siglos  XVI-XVII destinada a la defensa de los ataques e incursiones de los numerosos piratas que llegaban hasta la costa catalana.
Se localiza en la calle Raval.










 




Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre de Ca n'Armanac.
Fue edificada durante el siglo XVI y incorporada a una masía durante el siglo XIX.
Esta torre se construyó durante el siglo XVI coincidiendo con una autorización real para construir torres de defensa contra los ataques de las uestes piratas que se aproximaban a la costa catalana.








Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Bellcaire d'Empordà Castell-palau de Bellcaire.
 
Documentado el año 1289. Este castillo fue durante años motivo de discordia entre el conde Ponç V de Empuries a finales del siglo XIII y el rey Jaume II ya que a éste último correspondía el vecino castillo de Torroella y el d'Albons. Debido a las guerras durante los siglos XV y XVI sufrió numerosos desperfectos. Representa un bello conjunto arqueológico muy bien restaurado.
El edificio de planta cuadrada era rodeado por otro recinto exterior con torres redondas, de las cuales se conserva bastante entera una de ellas situada en SE. La sala mayor del castillo es utilizada actualmente como iglesia parroquial. 
Las murallas están declaradas Conjunto Histórico Artístico por Real Orden del 29/06/1918.






Cortesia de Ricard Ballo (2010)


Castell-palau de Bellcaire  S.P.A.-Arcadi Pla i Masmiquel, 1983

La Bisbal

Castell de la Bisbal.
Castillo documentado en el 1180. Fue residencia de los obispos de Girona Declarado monumento histórico- artístico en 1972.
Constituye una extraordinaria prueba de la arquitectura civil de la Edad Media. Tiene un patio central y ha sufrido varias e importantes  reformas en el siglo XIV y nuevamente en los XVI y XVII. Frente a la fachada puede admirarse los restos de sus antiguas murallas y que rodeaban la antigua Plaza de Armas del castillo. A caballo entre los siglos XII y XIII fue escenario de los duros enfrentamientos entre la familia Cruilles y el obispado de Girona. Este último recibiría la plena jurisdicción civil y criminal de la villa por decisión de Jaume I.
Se encuentra en el centro de la población a pie de la carretera que la atraviesa y rodeado de estrechas callejuelas donde se exhiben tiendas de todo tipo y mercados de alimentación. Sobre la puerta de la imagen inferior puede verse las señas de identidad, escudo, nombre y el año de 1604, del obispo Arévalo de Zuazo por las obras de reformas realizadas. Durante el siglo XIX fue usado como prisión.
El castillo está situado en el corazón de La Bisbal. Una vez abonado el precio de entrada, el visitante entra a la sala lateral del castillo, donde un audiovisual explica su historia. A continuación, mediante la ayuda de un folleto explicativo, podrá recorrer todas las estancias del edificio. El castillo de La Bisbal es el mejor ejemplo conservado de románico civil catalán.
En la terraza se encuentra una capilla, la de Sant Miquel, que sorprenderá al visitante por su pureza y simplicidad de formas y porque desde el exterior nada apunta a la existencia de una capilla con ábside redondo. A la derecha, en el suelo, se ve el inicio de una estrecha escalera de caracol que debía de comunicar con las estancias inferiores del obispo.
Desde este mirador hay una espléndida panorámica sobre el paisaje del Baix Empordà.
Declarado monumento nacional, conserva parte de las murallas junto a las viviendas que lo rodean. Actualmente cobija el Arxiu Comarcal.




A.Salillas (2006)



 


Castell-palau de La Bisbal    S.P.A. -Jordi Casadevall, 1962

Castell d'Empordà
Documentado el 1301 a través del cual se indica que Pons Lluc dona el castillo a Guillem de Vilagut el cual completa la fortificación para su propia defensa. El año 1413 la familia Margarit por matrimonio adquiere el castillo de los Sanfeliu. De esta saga destaca Pere Margarit, capitán y acompañante de Cristobal Colón en el descubrimiento del nuevo mundo. Se dice que a él se debe el nombre de la isla venezolana de Santa Margarita. Este aventurero es también conocido como "Serrallonga".

Castell d'Empordà Hotel-Restaurant-Café
Castell d'Empordà, s/n     17115.    Castell d'Empordà - La Bisbal (Girona)
Teléfono:
 +34 972 64 62 54
 http://www.castelldemporda.com/es/index.aspx



A. Salillas (septiembre 2005)

Torre del Molí de la Torre.
Torre de defensa de estilo gótico tardío, construido entre los siglos XV-XVI












Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Calella de Palafrugell
 
Torre de Calella.Hotel
Documentado en 1597 fecha en que el alcalde general de Cataluña concedió permiso a los jurados y Universidad de Palafrugell por construir una torre entre Llafranc y Calella. En su construcción intervinieron las gentes de la población. Tiene una altura de 34 metros y un diámetro de 12 metros.
Esta torre que sirvió de fortaleza para la defensa del lugar ante los piratas sirvió de calabozo para los que iban capturando.
En 1782 murieron cinco personas arriba de la torre al explotar uno de los tres cañones que había.















Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Calonge Castell  de Calonge.
Documentado en 1019 este edificio recién restaurado para sede del ayuntamiento, tiene un precioso patio de armas interior rodeado de torres y murallas almenadas en la parte posterior del siglo XIII.
Se sabe perteneció a los condes de Girona durante el siglo IX y posteriormente al monasterio de Sanr Feliu de Guixols. Éstos lo enfeudaron a Gaufred de Fanals convirtiéndose en posesión real en 1194. El castillo que fue utilizado en numerosas ocasiones por la familia Cruïlles lo fue en especial por Marti Guerau de Cruïlles, barón de Calonge y Llagostera. Durante la guerra de Remences de 1477 el castillo cae en manos de éstos tras el saqueo a la población. En 1485 es prácticamente destruido debido a un voraz incendio que deterioró también la población, aunque de inmediato se procedió a la reconstrucción. Por una posible adquisición, la propiedad del castillo pasa de los Cruïlles a Pere de Galceran. Su hermano Lluis de Requesens se convierte en barón de Calonge. En 1506 se produce el matrimonio de Isabel Enriquez de Requesens con Ramon de Cardona barón de Bellpuig. Finalmente sería posesión del duque de Sessa y la duquesa de Medina de las Torres.
A la sombra de sus muros fortificados, se fueron agrupando las casas de los vecinos obligando a duplicar el perímetro de las murallas. Desde el año 1967 el Patronat de Festivals de Música de Calonge y aprovechando la excelente acústica del Patio de Armas, celebra notables conciertos de música.


A. Salillas (septiembre 2005)

Castell de la Torre Lloreta.
Corresponde a un pequeño castillo de líneas rectangulares convertido en masía y del cual conserva una torre rectangular muy bien conservada.










Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre Valentina.
Torre de defensa cilíndrica que se levanta a pocos metros de la costa, se alza arrogante entre los apartamentos una moderna urbanización.










Andreu Salillas (2005)

Can Savalls.
Estamos ante una casa del siglo XVI ubicada en la calle de Àngel Guimerà, muy reformada y de la cual permanece solamente la primitiva fachada principal  aunque también bastante modernizada.
En la fachada destaca la puerta de entrada dovelada, encabezada con un escudo una ventana renacentista grande y dos pequeñas.
El matacán, con apoyo de piedra picada y con una mirilla cuadrada, defiende la puerta y está emplazado por encima de la ventana principal.
Su nombre lo adquirió de un antiguo propietario, un clérigo que vivió en el siglo XIX pero el hecho de que en el escudo de la puerta haya la estrella de Salomón, podría indicar que hubiera sido
una noble casa de judíos.

 



Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Casa del Senyor del Mal Ús.
Casa del año 1237 de estilo gótica en la mayor parte, aunque la torre que sobresale del edificio, parece románica. La fachada principal, en la parte reformada, presenta la puerta capital dovelada con un escudo borroso y otra de tendencia renacentista.
Esta casa estaba habitada, desde muchas generaciones, por los "batlles de sac" del castillo de Calonge de apellido Valmanya o Vallmanya.
Como estos funcionarios eran mal vistos por el pueblo, debido a su actividad, la casa adquirió este nombre. Seg
ún el estudioso Lluís Barceló i Bou, la genealogía de esta casa arranca con caballero Pere de Vallmanya, soldado en 1237.




Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Castell de Castellbarri.
Documentado el 1058. Conserva los restos de lo que fuera una fortaleza para la defensa del camino de unía el Empordà con la Selva. Perteneció al monasterio de Sant Feliu de Guixols, pasando alrededor del siglo XII mediante feudo a manos de la familia de los Gaufred señores de Fenals.
Permanece la base de una torre de estructura rectangular.


 




Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Castell -Platja d'Aro
i S'Agaró
Castell  de Benedormiens
Los primeros documentos que hacen referencia al territorio datan de la época medieval: Vallis Aracae en el año 898, Vallis Araze el 968, Vallis Aradi el 1078,  Arado y Aredo en el siglo XIV hasta derivar al actual Aro,  nombre adoptado del río  que atraviesa el valle, el Ridaura. Notamos en todos estos nombres la raiz céltica ar, equivalente a agua. 
 El 26 de diciembre de 1041, las autoridades religiosas, los nobles y caballeros del  territorio, es decir,  la condesa Ermessenda (viuda del conde Ramón Borrell de Barcelona, su hermano Pere Roger de Girona, Gausfred, el abad Landric del  Monasterio de Sant Feliu de Guixols y la mujer de Gausfred, parece que como  copropietarios del castillo, acordaron entregar al Monasterio de Sant Feliu de  Guixols la custodia del castillo con la obligación de proteger de las incursiones de  los musulmanes todo el extenso territorio bajo la influencia que comprendía todo  el Valle de Aro.
 A su alrededor se fue formando el pueblo mientras que las masías más lejanas se  fortificaban, edificando incluso torres de defensa de tres plantas que permitían una  fácil defensa debido a la inaccesibilidad y aislamiento de la torre.  En 1099 Oliver Bernat, hijo del señor del castillo de Pals Betnat Gaufred, junto con amigos suyos invade el castillo y se apodera de el. Durante cinco años lo poseyó desoyendo las advertencias del obispo para que lo retornase. Finalmente sin causa aparente lo retornó al monasterio.
 El año 1462 y con motivo de la guerra de los remensas,   el    castillo fue  incendiado y en 1879 una explosión accidental acabó de destruir la fortaleza de  manera que, actualmente quedan pocos restos de la primitiva edificación.  Parece que a partir del siglo XII, el castillo  de Benedormiens  pasa a llamarse "castri de Aredo" tomando el nombre de la población de Vall d'Aro que ya se le denominaba en 1068,  por lo que se le empezó a conocer como Castell d'Aro.
 El Castillo de Benedormiens es propiedad municipal, está totalmente reformado aunque conserva restos de la antigua tortaleza.
Actualmente sus tres plantas albergan exposiciones de arte. Desde la azotea del edificio se puede disfrutar de una espectacular panoràmica de todo el valle, testimonio de la srtuación estratègica del castillo en la antiguedad.





















Andreu Salillas  (2005)
 


Andreu Salillas  (2005)
 





Andreu Salillas  (2005)
 

Torre Seguera.
Esta torre medieval del siglo XVI pertenece a la masía fortificada conocida por Mas Xai (o Cal Rei) que se levanta junto a ella.
Consta de planta baja y dos pisos y azotea rematada con almenas y preparada para la defensa. Por unos agujeros practicados en las bóvedas se comunicaban los diferentes niveles de la torre mediante una escalera que se retiraba em caso de peligro. Es del siglo XVI.
Otras torres que se encuentran en el término son las de Can Riambau, Can Daussà, Can Sicars y Can Bas.




Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre de Can Riembau
Antigua masia cuya torre fué construida entre 1562 y 1573, de características parecidas a la Torre Seguera













Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre de Can Daussà.
Construida durante el siglo XVI.
Es una masia de tipo basilical; originalmente constaba de dos crujias y la torre, y mas tarde se afiadieron dos nuevas crujias quedando la torre incorporada al conjunto.












Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre de Can Sicars
Situada a la salida de Castell d'Aro conserva una torre cuadrada del siglo
XV en masia del año 1384.





 



Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre de la Masía Bas
La Masia Bas se localiza al pie de la carretera de Fanals. Tiene una torre cilíndrica construida en el siglo XVI.
Corçà

Castell de l'Alberg
La propiedad del castillo nace con Ponç de Caramany y con él una larga saga: Joan de Caramany i d'Armengol, Ponç de Caramany i Biure, Joan de Vilanova i de Caramany, Francesca de Caramany i de Junyent y Lluïsa de Caramany. La hija de esta última Blanca de Pujadas i de Caramany casó con Cecili Granada, familia en quien perdura la propiedad.
Esta antigua fortaleza en estos momentos bastante reformada se encuentra al pie de la carretera entre Girona y La Bisbal d'Emporda. Es de superficie rectangular con esbeltas torres en los ángulos y un bello jardín románico delante de la fachada principal. Destaca la torre "d'en Ronsa". Capilla de Sant Judes, de gótico tardío del 1593.
Queda algún resto de la muralla medieval.
En su capilla que es una pequeña joya se aprecia la siguiente fecha : año 1593.





A Corçà (Baix Empordà)

Castell de Corçà.
En medio del casco antiguo de la villa hay un enorme fragmento de muro aspillera con restos de una bóveda, que corresponde al antiguo castillo de Corçà.











Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Cruïlles,
Monells i
Sant Sadurní
de L'Heura.

Castell de Cruïlles.
El pueblo conserva una torre, actualmente aislada en el centro de una plaza, que en el pasado tenía adosadas otras construcciones, hoy día desaparecidas y que formaban parte del mismo conjunto: el castillo de Cruïlles.
Así pues todo el recinto estaba fortificado, y aún hoy se puede seguir fácilmente el recorrido de las murallas que rodeaban el antiguo pueblo y también es posible ver algunas torres.
Respecto a la gigantesca torre de forma ligeramente troncocónica llamada de Santa Eulalia, cuya construcción queda documentada en el 991, era la torre del homenaje del castillo.
Tiene una altura de 22,50 metros, una circunferencia de 24,03 m. un diámetro exterior de 7,65 m. y un grueso de paredes de 2,39 metros.
Construida con sillares escuadrados de piedra arenosa de color garbanzo hasta una altura de 13 m. a continuación existe una franja de 4 m. hecha con piedra de río y la última franja de 4,25 m. se terminó de hacer con la misma piedra que el primer tramo. En lo alto de la Torre existe un olivo que ha sido su símbolo, atribuyéndose su origen a un pájaro que dejó en lo alto una semilla.
Inicialmente no existía la puerta de entrada actual, la puerta principal estaba situada a una altura de 7 metros en el lado sur-oeste. La actual entrada a pie de calle se abrió en el 1927 y al sacar la tierra de la plaza, para cubrir la Plaça de la Creu, la puerta volvió a quedar elevada por lo que fue necesario construirle una escalera de siete peldaños (1993) orientada al revés de la existente en aquellos momentos.
La reforma interior de la Torre se llevó a cabo durante los años 2004-2005, habiéndose instalado una escalera de caracol que permite su acceso  a la parte superior, donde se disfruta de una vista extraordinaria y se puede observar la olivera original, que durante el tiempo que duraron las obras  se depositó en un vivero para su saneamiento.
Cuenta la leyenda que en el transcurso de su construcción se agotó la piedra rosada con que se tenía que hacer la torre (según deseo expreso del señor feudal) y por negligencia se fue a buscar piedras al río construyéndose una franja de cuatro metros. Cuando el señor se enteró mandó parar la obra y matar a los albañiles desobedientes que no habían cumplido sus órdenes.
En una fecha por determinar, otros albañiles acabaron la torre.
Junto a la torre se puede observar la iglesia románica de Santa Eulalia de los siglos XVII-XVIII.
















Andreu Salillas (2009)  (Cruïlles)



Andreu Salillas (2009)  (Cruïlles)
 

Monells
La riera del Rissec divide el núcleo de Monells en dos barrios: el del Castillo y el de la Riera. El primero es un pequeño conjunto urbano organizado junto de la Plaça Major, que en gran parte es fortificada.
El antiguo castillo estaba situado en la parte más alta de la colina y de él mismo no se ha conservado prácticamente nada. Las imágenes aquí expuestas se ha tomado en la zona denominada " Barrio del castillo" de gran impacto medieval.
Monells probablemente deriva de la palabra Molinellos, del latín "molinets".
La primera noticia es del 1019 y se refiere a Auger de Monells. A un sucesor denominado Ramon Auger de Monells el conde Ramon Berenguer III concede en 1103 permiso para trasladar a Monells el mercado que se celebraba en Anyells.
El mercado de Monells se convirtió en el más importante de la comarca en época medieval y el origen de la pujanza del pueblo que mantuvo durante varios siglos. El 1234 el rey Jaume I dispuso que la medianera de Monells, medida de granos que se empleaba, fuera tenida, junto con la de Girona, como base para fijar los precios de los cereales a todo el obispado. A mediados de siglo XIII los vizcondes de Bas eran señores del castillo de Monells. El 1302, tras las disputas entre los últimos condes de la primera dinastía ampuriatana y el rey Jaume II, Monells fue ocupado por las fuerzas reales, embargado y vendido. El 1420 Martí el Humano vende el lugar y el castillo a Bernat de Senesterra. El 1484 el castilloes atacado y preso por los remences. A finales del siglo XVII Monells consta como lugar real y su famoso mercado se fue extinguiendo ante la preponderancia del de la Bisbal d'Empordà.










Andreu Salillas (2009)  (Monells)

Andreu Salillas (2009)  (Monells)
Mas de la Torre Cruïlles.
Torre de defensa de planta cuadrada datada del siglo XVI












Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Mas de la Torre Monells.
Torre de defensa de planta cuadrada datada del siglo XVI














Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Foixà Castell de Foixá.
Construido el siglo XIII. Fue centro de la baronía de los Foixà de los cuales, el primer personaje documentado corresponde a Guillem de Foixà. De ésta baronía parten las líneas de : Romanyà (iniciada por Hug Benet de Foixà i de Sacirera), la de Maçanet (iniciada por Berenguer de Foixà i de Bordils) y la de Sicilia (iniciada por Hug de Foixà i d'Orriols). El 1259 Bernat II de Foixà tenia el diezmo del castillo de Foixà así como también el de Gauses y Viladasens.
Sobre 1450 el castillo pasa a poder de Lluis Bener de Foixà-Boixadors i de Cruïlles. El 1395 cerca del castillo moría mientras estaba cazando el rey Joan I de Catalunya y Aragón.
Los últimos propietarios fueron Francesc de Foixà, José Maria Mascot, Josep Ensesa y los actuales Antoni Bonamusa y su esposa Núria Mir.
En lo alto de una pequeña colina se alza éste castillo que conserva restos de la primitiva fortificación, por ejemplo una de las torres angulares. La capilla del castillo venera a Sant Marc.
Fue centro de la baronía conocida como Varvassoria de Foixà.
Se puede visitar los jardines y la muralla del castillo los 4 primeros martes de cada mes, excepto el mes de agosto de 9 a 13 horas, a intervalos de una hora.
Visita concertada previa identificación con antelación de 48 horas al teléfono 972 769 178 de 20 a 22 horas, en la capilla y sótano.



 








Cortesia de Ricard Ballo (2010)


 


 

Fontanilles Castell de Fontanilles.
Documentado en 1019. También llamado El Castellot.
Restos del edificio de origen medieval (s. XI), situado sobre el cerro llamado El Castellot.
se observan varios fragmentos de muros, de poca altura, que no permiten averiguar con seguridad el trazado del recinto, que debía ocupar toda la parte alta del cerro.









Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Forallac Castell de Peratallada.
Documentado en 1065 "Castrum de Pera Taliata" como uno de los límites del castillo de Pals.
El nombre de Peratallada parece responde a los fosos de la fortificación que rodea el pueblo, de piedra tallada, excavada en la roca natural arenosa. Para todo aquel que lo visita, la primera impresión que uno se lleva de éste núcleo medieval es el inmenso foso que rodea la población y que ha sido excavado en la misma roca.
Ya en 1039 Guillem de Peratallada uno de los primeros señores del lugar, es presente en un juicio. En 1153 consta que un Dalmau de Peratallada junto a otros miembros de personajes  nobles hace de garante en un pacto entre el conde de Barcelona y la ciudad de Gènova en relación a Tortosa. Guillema de Peratallada y Gilabert IV de Cruïlles constan como señores del castillo en el año 1250.
Se documenta que durante unos días de 1390  estuvo alojado el rey Juan I y su esposa.
Un inventario efectuado el 17 de noviembre de 1395 por orden de Elvira de Puigpardines, viuda de Gilabert de Cruilles, refleja la cantidad de propiedades en que tenían jurisdicción los Peratallada:
Los castillos de Peratallada, Cruïlles, Peralta, Esclanya, Begur, Torrent y Rupit (Osona) al margen de numerosos derechos en otros lugares.
El linaje de los Peratallada fue el más importante del Baix Empordà hasta que durante el siglo XIII enlaza con los Cruilles. Era señor del lugar Dalmau Bernat de Peratallada. En 1250 al morir sin dejar sucesión Ponç de Peratallada, casó su hermana Guillema con Gilabert de Cruilles convirtiendo Peratallada en residencia habitual y adquiriendo los derechos y honores que tenían en dicho término  el anterior propietario Ramón de Soler y su esposa Pelegrina.
Es un conjunto formado por el castillo propiamente dicho y el palacio o residencia que forman diversos cuerpos con patios y salas góticas.  
El 1916 a través de subasta pública incoada por los herederos de los Cruïlles es adquirido por los condes de Torroella de Martgrí, marqueses de Robert.
El Castillo es presidido por una monumental Torre de homenaje situada sobre una plataforma de roca cortada. Tanto la Torre como la muralla que lo rodea estan coronadas con colmenas y todo éste núcleo separado del resto de edificios por un puente levadizo al cual se llega por una esclera de piedra.
Entrando por la puerta principal del Castillo, se llega al Patio de Armas y a continuación, la puerta de medio punto da paso al Hablador, espléndida nave rectangular con siete arcos transversales de medio punto, donde el pueblo se reunía a dialogar.
Desde el Parador, y entrando por una pequeña puerta, se llega a la sala de la Vuelta Buena que ya en el s.XIV era la única sala cubierta con una vuelta de piedra.
En la parte derecha del patio, se encuentra, la Aula Mayor, gran sala románica donde el señor imponía justícia. En el Castillo de Peratallada, se encuentran todos los estilos arquitectónicos, desde el románico hasta el renacentista, pasando por el gótico y el mudejar.
En 1962 Santiago de Robert i de Rocamora conde de Torroella y marques de Robert y su esposa Carmen Ferrer-Cagigal lo adquieren.

  En 1965 es restaurado tras lo cual los nuevos propietarios inician una completa recuperación respetando con el  máximo rigor las líneas originales. Se tardaron nueve años en terminar su restauración para llegar a su magnífico estado actual.
Resultado de la restauración han sido los restos de una decoración mudéjar y góticas que han aparecido. Góticas son también las salas nobles y algunos ventanales.
Todo el conjunto lo preside una magnífica torre del homenaje montada sobre una base de roca tallada de base rectangular.
Desde 1975 está declarado monumento histórico-artístico.
En la actualidad permanece cerrado.





















Andreu Salillas (2009)


A.Salillas (2009)



Andreu Salillas (2009)

Castell-fortalesa de Vulpellac o de Sarriera.
 
Documentado el 1269 a través de un acuerdo entre el obispo de Girona y el señor de Vulpellac en torno al castillo que se estaba construyendo. desde siempre a desempeñado más el papel de palacio que de fortaleza. De este gran edificio  destaca su gran torre cuadrada del homenaje con almenas del siglo XIV.
En 1287 el señor de Vulpellac era Guillem de Palol quien tenía el feudo de Peratallada y durante el siglo XV lo eran los Santsadurní y por matrimonio en 1352  Guillem Sarriera con Sibil.la de Sant Sadurní.
Durante el siglo XVI los Sarriera llevan a cabo una total reconstrucción del castillo afectando la disposición interior y la decoración. La hegemonía de los Sarriera alcanzaba también los castillos de l'Angles, Montsoriu, Cartella y Solterra. Es durante el siglo XVI en el cual se inician importantes obras en el castillo y lo decora con numerosas cerámicas con las armas de los Sarriera quienes lo ocupaban desde hacía dos siglos. Existe una leyenda que nos cuenta que por la proximidad del castillo de Vullpellac con el de Cruïlles existia entre ambos una cordial amistad hasta el punto que eran frecuentes las visitas de uno y otro. Los celos del de Vullpellac con el de Cruïlles provenían de la suposición de que Cruilles y su señora se atraían mutuamente. Así que decidió encerrarla en una cámara del castillo hasta que murió de tristeza. Enterado su vecino lo hizo público y llegó a oídos del obispo el cual lo excomulgó. Marchó a Roma a pedir perdón al Papa pero en su lugar recibió el castigo de no salir nunca más de su casa y cumplir una estricta penitencia. Por este motivo adoptó en su escudo la leyenda "Ego sum qui pecabit" que hizo grabar en numerosas baldosas que repartió por todo el castillo. Aun ahora se pueden observar.
Su nueva propietaria sería M. Marquesa Forest hasta que ya en época reciente su actual propietario Domènec Valls y Taberner la ha restaurado bajo la batuta del arquitecto Alexandre Ferrant.
Declarado monumento nacional el año 1931.







A. Salillas (septiembre 2005)


A. Salillas (septiembre 2005)

Castell de Peralta.
Documentado el 1395. Perteneció a los Peratallada. Este castillo-fortaleza presenta una torre de planta rectangular actualmente de unos doce metros de altura con una puerta a la altura del primer piso y algunos peldaños de piedra. Conserva importantes muros de los siglos X y XIV,  una torre de planta rectangular y diversos muros.









Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Jafre Castell de Jafre.
Documentado el 1228. Por  pertenecer el castillo a la jurisdicción de Verges,  el 1418 al haber recibido Verges el vizconde Dalmau de Rocabertí, recibe también como posesión el castillo de Jafre.
Podemos encontrar restos de algunos muros junto a la iglesia parroquial. Muchos elementos de construcción del castillos se han aprovechado para la construcción de viviendas.








Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Mont-ras Torre Simona
Torre Simona es un magnífico ejemplar de torre rectangular construida con sillares. Se la considera del siglo XIV o XV. Ha sido derrocado el cortijo, mucho más tardío, que había adosado y ahora la vemos aislada.
Se encuentra localizada dentro de una finca particular (en la Urbanización Torre Simona) por el que gracias a la autorización de sus propietarios pudimos acceder hasta ella.
Desde fuera de los lindes se puede observar la parte alta de la torre. No es visitable.

















Andreu Salillas (2009)

Palafrugell

Castell de Cap Roig.
La primera noticia menciona que a principios del siglo XI la condesa Ermessandra cede el castillo a Bernat Tedmar y que años después , en 1055 lo recupera el conde Ramón Berenguer I. De estilo medieval con torre almenada se reedificó en 1931 con elementos antiguos reaprovechados. En su interior se puede apreciar un claustro rodeado de un jardín botánico con flora local.
Además en el término de Palafrugell se pueden localizar varias torres de vigía "guaita" pertenecientes a los siglos XVI ó XVII. Se pueden localizar las de: torre de Sant Sebastiá, Torre de Calella, Can Boera y Torre dels moros.









Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre de Santa Margarida del mas Espanyol.
Siglos XIV-XV
Esta masía incorpora una torre de defensa de planta circular en la esquina sur-este con almenas escalonadas y con aspilleras.
Dicha torre se une a la masía mediante un puente sobre el que se conserva un matacán.
Es de propiedad privada.








 


Andreu Salillas (2009)

Torre del Mas Sureda.
Siglos XVI y XVII















 



Andreu Salillas (2009)

Torres de Can Borrull o de Can Vehí.
Masía fortificada con dos torres de defensa cuadradas adosadas al mas en las esquinas sureste (esmerlada parcialmente con sillares escuadrados en una fachada y el resto mampostería) y noreste más reciente. Hay también una garita cilíndrica de ladrillos con cubierta cónica en la esquina suroeste. Ésta masía de planta rectangular en sentido norte-sur de planta baja y dos plantas piso. Es propiedad privada.





 


Andreu Salillas (2009)

Torre de Can Boera.
Torre de defensa perteneciente a los siglos XVI-XVII.









 



Andreu Salillas (2009)

Torre de Vila-seca
Atalaya y torre de defensa de los siglos XVI-XVII probablemente de uso colectivo. Posteriormente formaría parte de una masía que fue derribada a principios de 1960.
Se encuentra localizada en la Ronda de Vila-seca (41º55'02,40N  3º10'26,61E)












Andreu Salillas (2009)

Torre del Mas Fina.
Torre de defensa perteneciente a los siglos XVI-XVII.





















Andreu Salillas (2009)

Torre del Mas Petit d'en Caixa
Documentada en los siglos XIV y XV.
Masía fortificada con torre de defensa de planta cuadrada y de sillares de granito escuadrados. Esta torre se cree que es del s. XIV destacando una puerta y una ventana de arco de medio punto dinteladas con aspilleras. Adosada a la fachada oeste se encuentra el cuerpo de la masía original de planta rectangular en sentido este-oeste, de planta baja y una planta piso.
Recientemente se ha realizado una ampliación de planta baja y un piso en el extremo oeste de la masía en la fachada sur.








Andreu Salillas (2009)

Torre Roja.
Masía fortificada con torre de defensa de planta circular en la esquina suroeste, coronada por una cubierta cónica de teja.
Planta rectangular en sentido este-oeste de planta baja y dos plantas piso. Cubierta a dos vertientes perpendiculares a la fachada oeste principal, en esta fachada destaca la puerta dovelada de acceso.
Destaca en la fachada este en la planta piso segunda un matacán cubierto y que lo sostienen ménsulas formadas por tres sillares.







Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre de Can Fiego.
Masia fortificada construida entre los siglos XVII-XVIII de propiedad privada y utilizada como vivienda. Se le conoce también como Can Vilà.










 



Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre de Sant Sebastià.
Sobre el promontorio del cabo de Sant Sebastià se alza  todavía la inmensa torre de Sant Sebastià de la Guarda, torre de vigilancia construida a partir del año 1445  de planta semicircular alargada y que sería de gran valor para la vigilancia del litoral y la seguridad de la población.
En la parte baja se alzaba la primitiva ermita de San Sebastián construida por Jaume Corbera y mencionada en una carta de la reina María de España en 1442.
La peste de 1650-51 dio pie a construir una nueva iglesia cuyas obras dieron comienzo en 1707. Protegida por la torre la cual tiene adosada, la actual ermita de representa un notable ejemplar de estilo barroco.







Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Castell de Palafrugell.
La villa se expandió al amparo de su castillo y por eso en todos los documentos antiguos, hasta entrado el siglo XIX, es llamada siempre castillo de Palafrugell. Los priores de Santa Ana disfrutaron de la señoría del lugar hasta el fin del antiguo régimen.
El prior fue nombrado barón de Palafrugell y barón de las Siete Torres, motivado por que la villa era protegida por un recinto de muralla que tenía siete torres,
 (seis de las cuales fueron derribadas en 1816 hasta 18 y la restante, dicha torre de Moragues, en 1908) y cinco portales de los cuales  se conservan escasísimos vestigios.
La muralla tenía planta pentagonal y seguía las calles de los Valls y de Cavallers y la Plaça Nova utilizando su material para casas particulares. Se desconoce la localización de la fortaleza que dio nombre al pueblo.
Torre del Puig Torretes
Torre de defensa datada del siglo XVI.













Andreu Salillas (2009)

Palamós
Castell de Vila-romà.
Documentado el año 1276. De dicha fortaleza se conservan numerosos restos de muros y torres, de ellas tres rectangulares y una circular. Fue volado en 1812 durante la ocupación francesa.














Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Castell de Sant Esteve de Mar.
Documentado el año 1277. En ésta vista aérea se perciben numerosos elementos medievales. Pasó a convertirse en una masía tardía y de el castillo tomó el nombre una playa y una cala próxima.











Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre del Mas de la Pietat.
Torre de defensa perteneciente a los siglos XVI-XVII.















Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre Mirona.
Torre de defensa perteneciente a los siglos XVI-XVII.














Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre del Mas Agustí.
Torre de defensa almenada perteneciente a los siglos XVI-XVII. que se encuentra junto a un
edificio moderno.
 

 

 


 

 



Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre del Mas Xec  (antic Mas Bofill)
Torre de defensa perteneciente a los siglos XVI-XVII.
Localizada en el camino de la Torre Mirona














Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Palau-sator Castell de Palau-sator.
Documentado el año 994. Consta que los Senesterra estuvieron arraigados durante largos años en la vida de éste castillo.
El caballero Bernat I de Senesterra i de Santaeugènia adquiere el año 1302 el castillo de Palau-sator.  Bernat III Senesterra de Santaeugènia i de Caramany  lo vende el 1379 a Bernat Miquel. Posteriormente aparecen como propietarios los nombres de Bernat I, Bernat II, Gerau, Elionor d'Agullana, su hija Magdalena, Martí de Sabater y marques de Benavent, Francesc de Borja su hijo Francesc y su nieto Martí que sería el último señor de Palau-sator.















Andreu Salillas (2009)

Torre de les Hores.
En una de las entradas al interior del conjunto amurallado se conservan dos portales de los cuales uno aparece en la imagen. Corresponde a la torre conocida como de las horas ya que ha adquirido este nombre a la particularidad de que alberga desde muy antiguo un reloj público. Todo ello ha sido declarado conjunto histórico artístico.

















 



Andreu Salillas (2009)

Pals

Castell de Pals.
Documentado el 889. Por decisión de Joan II solamente resta la torre del homenaje o de Les Hores, que recibe éste nombre por  haber estado durante el siglo XV utilizada como campanario, que se destaca por encima de los tejados del antiguo núcleo con su característica silueta.
Se trata de una torre románica de planta circular levantada entre los siglos XI y XIII. de 15 metros de altura.
El año 1478 se restauran las murallas y se derriba lo que quedaba del castillo el cual se encontraba en estado ruinoso con cuyas piedras y con el consentimiento del rey Joan II son utilizadas para la reparación de la iglesia.
La primitiva puerta se encuentra elevada a la altura de la mitad de la torre y es de un solo arco de punto medio. El nombre proviene del campanario gótico de tres pilastras, convertido a finales del siglo XV.
Una estancia del castillo es hoy capilla de la casa Pí i Figueres destacando la extrema conservación de las murallas de Pals que son las mejores conservadas de todo el Empordà.
Destacable es también la muralla que data del siglo XII - XIV. En la actualidad se conservan cuatro torres de un mismo tipo: de planta rectangular y abiertas de arriba abajo por la cara que da al interior del recinto y cubiertas con bóveda de cañón.







 



Andreu Salillas (2009)

Torre d'en Deri.
Torre de defensa de los siglos XVI - XVII













Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

La Torre Mora.
Próximo a la playa de Pals y rodeada de pinos se localiza ésta torre de origen romano aprovechada (siglos VIII -IX) en la época alta medieval.










Ca la Pruna.
Casal de los siglos XVI-XVII de estilo gótico renacentista.
Se localiza entre las calles  Paul Companyó y calle de la Creu














Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre del Mas Tomasi.
Torre perteneciente a una masía fortificada de los siglos XVI y XVII.





















Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Parlavà Castell de Fonolleres.
Documentado el 1085. Junto a la iglesia todavía puede apreciarse uno de los muros perteneciente a éste castillo.
















Cortesia de Ricard Ballo (2010)

La Pera

Castell de Pubol.
Documentado el 1017 a través de la bula que el papa Benet VII envía a Bonfill, abad de Banyoles .
Perteneció a Gaufred Bastons un noble del tribunal del conde d'Empuries. Su hijo Guillem Gasfred en 1149 juntamente con el castillo de Cerviá lo vende a Arnau de Llers. Poco después el hijo de Arnau, llamado Guillen de Cerviá cambia su apellido por el de Llers ejerciendo de señor del castillo hasta la aparición de la familia de Campllong alrededor de 1370. Así pues ese año consta como propiedad de Gisper de Campllong.
Muerto Francesc de Corbera i de Campllong le sucede su hija Isabel de Corbera-Campllong la cual fruto de su segundo matrimonio el hijo Francesc de Requesens-Campllong se convierte en barón de Púbol e inicia un largo periodo en que el nombre de Requesens perdura hasta principios del siglo XVII.
Siguió ocupando la baronía de Púbol el apellido Tormo hasta llegar al siglo XVIII tras lo cual lo ejercieron varias familias.
La estructura básica del edificio actual, de tres plantas articuladas a partir de un patio central alto y estrecho, hay que situarla durante el período de máximo esplendor de la baronía de Púbol: segunda mitad del siglo XIV y principios del XV. Este castillo de estilo gótico-renacentista ha sufrido numerosas transformaciones.
Con todo ello llegamos al año 1970 fecha en que Salvador Dalí lo adquiere de la familia Miquel con el fin de regalárselo a su musa Gala
Presentaba  una construcción muy deteriorada, con importantes grietas pero entusiasmaba a Dalí por lo que utilizó de manera muy inteligente las paredes y los techos creando espacios insospechados, notándose poderosamente la mano de Salvador Dalí en las restauraciones en que el contribuyó y que duraron doce meses.
Se decoró el jardín con elefantes de largas patas y se construyó una piscina con bustos de Richard Wagner.
Años más tarde, el 10 de junio de 1982 moría Gala en Portlligat. Aquel mismo dia sus restos fueron llevados a Púbol donde Dalí fijó su residencia con el fin de vivir junto a sus restos.
Ese encierro dura hasta el 30 de agosto de 1984 fecha en que la habitación que Dalí ocupa es pasto de un incendio. Marcha de nuevo a torre Galatea de donde no sale más de allí hasta el día de su muerte ocurrida el 1989.
Gala sigue esperando junto a un nicho vacío donde debía reposar Dalí pues así era el deseo de ambos, si bien su voluntad fue truncada por decisión del ayuntamiento de Figueres que dispuso fuera enterrado en Torre Galatea.  


























A.Salillas (2005)


A.Salillas (2005)


A.Salillas (2005)

Sant Feliu de Guixols

La población se formó alrededor del Monasterio de Sant Feliu de Guixols el cual ya era documentado en el siglo X. Este monasterio que estaba amurallado  fue declarado monumento histórico-artístico en 1931.
Junto a la fachada de la iglesia  se encuentran las torres del Fum y del Corn.










 

Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Tallada d'Empordà

Castell de la Tallada.
Documentado el 1071. Formó parte  del condado d'Empúries y desde finales del siglo XIV formó parte de la baronía de Verges. Conserva tres torres redondas y dos de base cuadrada pudiéndose seguir todavía el trazado del recinto. Algunas casas se adosan a los muros y las torres que todavía quedan de la muralla del castillo.







 




Andreu Salillas (2009)

Torrent Castell de Torrent
Documentado el 1358, fecha en que ya el lugar de Torrent era dominado por el caballero Dalmau de Xetmar. Desde el año 1377 el lugar, citado casi siempre con la categoría de castillo, permaneció en el dominio de los señores de Cruïlles y Peratallada, de los cuales consta que el 1395 ya disfrutaban de la jurisdicción criminal del castillo de Torrent.
El año 1770 Felip de Cruïlles de Peratallada, varón de Cruïlles y señor de Torrent d'Empordà, fue investido por el rey Carles III con el título de marqués del Castillo de Torrent.
El castillo está situado en el centro de la población y aunque restan notables vestigios del recinto amurallado, destaca un portal
 adovelado con matacanes y una torre circular en el ángulo NE del recinto.













Andreu Salillas (2009)

Can Figa. o can Joanals
El pueblo de Torrentí, está documentado en el siglo XI, se encuentra 1 km al norte de la cabeza de municipio Torrent.
Lo forman una docena de masías diseminadas, cerca del camino que conduce al pueblo de Sant Feliu de Boada siendo el más notable el Can Figa o Can Joanals, del siglo XVII, fortificado, con una elegante garita angular.









Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torroella de Montgri

Castell de Montgrí  (de Sta.Caterina) (nombre de la montaña que lo ocupa). Construido entre el 1294 y el 1302.
Este inacabado castillo del cual solamente se construyó lo que hoy llamaríamos "carcasa", muestra tan solo las cuatro paredes (de planta cuadrada) los fosos, las cisternas y las cuatro torres, conteniendo algunas cámaras en el interior de las torres adosadas a los cuatro ángulos. Al ver ésta grandiosa obra en lo alto del cerro uno no puede dejar de pensar en el tremendo esfuerzo de los jornaleros que tuvieron que subir toneladas de material hasta construir los altos muros.
Fue construido entre 1294 y 1302 por Jaime II como vanguardia de sus dominios frente a la desobediencia de Poncio Hugo IV conde de Empúries. Ordenó a Bernat de Llevia su construcción en 1294 pero al desaparecer la primera casa condal de Empuries, dejó de tener interés la conclusión de ésta fortaleza.
Todo el edificio es de sillería muy bien labrada. La única puerta se localiza en la cara sur formada por un arco de medio punto y defendida desde el adarve por un mataban construido sobre ella.
Los muros alcanzan unos 13 metros de altura y se puede acceder por una escalera de caracol construida recientemente. Muy abandonado y de difícil acceso.
Desde lo alto de las torres se advierte una impresionante panorámica que puede alcanzar la costa ampurdanesa.
En la imagen inferior se aprecia el desnudo interior del inacabado castillo.
En 1910, el conde de Torroella de Monrgrí lanzó una oferta para adquirir y restaurar el castillo. En 1930, el pintor Josep María Sert muestra su interés por la restauración del castillo pero las dificultades del acceso al castillo lo hicieron desistir.
Cinco años más tarde era Josep Castells quien de nuevo insistía dando la voz de alarma a través de una revista local en el sentido de la urgente necesidad de que las autoridades competentes procedieran a la restauración del castillo.
Su inacabada construcción permite contemplar una obra tal como fue concebida sin añadidos posteriores. El castillo es todavía auténtico.
Un excelente trabajo sobre el castillo de Montgrí se puede consultar a través de la web:
http://www.raco.cat/index.php/PapersMontgri/article/viewFile/111331/138924









Josep Lluis Gonzalez (2005)

Torre de les Bruixes.
Esta torre formaba parte del recinto de murallas de la villa de Torroella de Montgrí que desde la edad media y hasta el siglo XIX rodeaba la población.
La torre se conocía con el nombre de "torre nova" ya que era la última que se construyó (s.XVI). De la torre cabe destacar su planta cilíndrica con elementos defensivos preparados para armas de fuego y también una puerta cuyo acceso se cegó.
Este lugar acoge la principal leyenda de la villa. Según cuenta la tradición, este era un punto de encuentro de personajes y de gente misteriosa. Precisamente fueron unas brujas que acompañadas de un personaje enigmático "L'avi Xixo" impidieron al rey Pere III El Cerimoníós" entrar en la villa de Torroella en su camino hacia el palacio del Mirador. El rey, enfadado, ordenó cegar el portal tal como se observa en la actualidad.
Esta catalogada de los siglo XIV-XV.
















Andreu Salillas (2009)

Muralles de Torroella de Montgtí.
Las murallas medievales, que debían rodear sólo el barrio de la sagrera, fueron rehechas y ampliadas desde finales del siglo XIII, cuando la villa pasó a la corona, especialmente durante el reinado de Pedro III, y en tiempos de Juan I.
El recinto amurallado tenía seis puertas y varias torres; se conserva la torre de las Brujas, cilíndrica (al NW), de unos 12 m de altura, ligeramente ataludada y con aspilleras, y que protegía uno de los portales actualmente tapiado,
y el portal de Santa Catalina, que se abre en la parte baja de una torre de planta rectangular con aspilleras y almenas
Entre ambas hay restos de lienzos de muralla tal como muestra la fotografía.









Andreu Salillas (2009)

Palau Reial.
El año 1272 Dalmau de Rocabertí cede todos los derechos de que dispone sobre Torroella al entonces infante Pedro (futuro Pedro II) y desde ese momento la villa se convierte en villa real.
Durante el siglo XIV Torroella alcanza su máximo esplendor, si bien a partir de entonces comien- za la decadencia. Torroella pasa a ser frecuentada de Joan I, quien hizo restaurar el antiguo castillo, pasando a denominarse Lo Mirador según un texto de 1385. Algunos motivos de su decadencia vienen dados por la gran peste del siglo XIV que deja la población muy diezmada. Por otro lado, a finales del mismo siglo XIV, el puerto de Torroella (en la desembocadura del Ter) uno de los más importantes de la costa septentrional del Principado, queda sepultada por el avance de las arenas, y ya para colmo la piratería del siglo XV deja su comercio bajo mínimos. Durante la guerra contra Juan II  fue defendida por el conde de Pallars por encargo de la Generalitat, aunque tuvo que rendirse finalmente en 1471. A finales del siglo XVII la baronía de Torroella, gobernada por un  procurador real, comprendía Torroella, Gualta, Fontanilles y Sobrestany.






Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre Ponsa
El nombre lo adquiere por ser propiedad de la familia torroellenca Pons, antecesores de los condes de Solterra.














Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Torre dels Moscats.
Esta torre dels Moscats, responde a una fortificación muy sencilla y austera de unos 2 metros de diámetro que cierra el conjunto de fortificaciones surgidas para defenderse de la piratería. Declarada bien cultural de interés nacional para su protección, un estudio patológico elaborado por el Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, evalúa el estado de conservación de ésta torre indicando que se deberían efectuar varias intervenciones. (2009)










Cortesia de Ricard Ballo (2010)
 

Torre Moratxa.
Durante el año 1718 por disposición de Felipe V se fortifican las costas y se procede a la construcción de torres para proteger a sus habitantes en tiempos en que la piratería morisca infestaba con sus trágicas incursiones en nuestras costas catalanas.
Entre todas ellas se construyó la de Moratxa en lo alto de las Maures de la cual todavía mantiene una buena muestra y la Torre de Pals, la Torre del Cap de la Barra y la Torre de Montgó.

 









Cortesia de Ricard Ballo (2010)

Torre Gran.
La torre pertenecía al igual que la torre Quintaneta, a la familia Quintana. Parece que se le denominó así con el fin de diferenciarla con la Torre Quintaneta propiedad de la misma familia.
Se mandó construir durante la segunda mitad del siglo XVI, posteriormente a la masía que se había levantado con anterioridad











 

Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Torre del Mas Ral
Declarada bien cultural de interés nacional para su protección, un estudio patológico elaborado por el Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, evalúa el estado de conservación de ésta torre indicando que se deberían efectuar varias intervenciones. (2009).
Es una de las torres más antiguas del entorno ya que fue construida a principios del siglo XVI.
Un matacán protegía la comunicación con la casa.




Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Torre Martina,
Declarada bien cultural de interés nacional para su protección, un estudio patológico elaborado por el Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, evalúa el estado de conservación de ésta torre indicando que se deberían efectuar varias intervenciones. (2009).
Con anterioridad se denominaba Torre Mirona debido a sus antiguos propietarios llamados Mir.
Probablemente se reconstruyó de una torre anterior a caballo de los siglos XVI-XVII.
Está formada de planta baja y dos pisos a los cuales se accede a través de una escalera de caracol adosada a uno de los ángulos de la fachada.




Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Torre la Quintaneta.
Declarada bien cultural de interés nacional para su protección, un estudio patológico elaborado por el Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, evalúa el estado de conservación de ésta torre indicando que se deberían efectuar varias intervenciones. (2009)









Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Torre Begura.
Declarada bien cultural de interés nacional para su protección, un estudio patológico elaborado por el Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, evalúa el estado de conservación de ésta torre indicando que se deberían efectuar varias intervenciones. (2009)
Construida entre los años 1560 y 1590 es de planta cuadrada con interesantes ventanales. En éste caso parece que también la torre se construyó con posteridad a la masía.











Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Torre Ferrana.
Declarada bien cultural de interés nacional para su protección, un estudio patológico elaborado por el Servicio de Patrimonio Arquitectónico del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, evalúa el estado de conservación de ésta torre indicando que se deberían efectuar varias intervenciones. (2009)










Cortesia de Ricard Ballo (2010)
Ullastret

Castell d'Ullastret.
Aparece documentado el 1225 cuando el obispo de Girona lo pedía al conde de Empúries como garantía de un acuerdo. Fue a partir del siglo XV en que se sucedieron diversos propietarios:  los Santfeliu, los Margarit y los Senesterra, respectivamente Actualmente restan algunos vestigios de sus murallas, una torre circular que servia de prisión y diez torres cuadradas.


















 

Verges

Castell de Verges.y las murallas
Documentado entre los años 1115 y 1164 a través de un documento del conde de Roselló en el cual constaban sus casas y alojamientos. El castillo de Verges tras una de las varias disputas que tenía el conde Hug IV con el obispado de Girona el primero tuvo que empeñarlo finalmente al obispo Alemany.
El 1295 lo recibe Bernat Amat de Cardona i de Ampuries. En 1385 el ejercito real comandado por Bernat de Fortià se hizo con el castillo. También fue posesión de los condes d'Empúries.
En 1399 el conde Juan vende a su hermano Pere el castillo y el lugar y al fallecimiento de éste en 1401 lo hereda la viuda Joana de Rocabertí. A través del enlace entre el conde Pere II de Empuries con Joana de Rocabertí, pasa a integrarse en centro de la baronía de Verges de la familia Rocabertí el 1418.
Además del castillo de Verges, llega a poseer también el de Requesens al serle concedido por el rey Alfons el año 1420. Finalmente en el año 1587 pasa a poder de la corona.
Los únicos restos del castillo se localizan en la pared posterior del Ayuntamiento y paralela a la pared de la iglesia (foto superior). Varias torres y algunos muros señalan el recorrido de las murallas de época medieval.
La baronía de Verges que comprendía Bellcaire, Jafre, Camallera, Vilopriu, Garrigoles, Saus, Maranya, Tor, Colomer, Gaüses,
La Tallada y la propia Verges fue incorporada a la corona el siglo XVI. 





















A.Salillas (2009



A.Salillas (2009)

Vilopriu Castell de Vilopriu.
Documentado el 1279 es castillo-palacio. Destacan sus dos ventanales góticos en la fachada principal. Permanece a la espera de una restauración sin la tabiquería interior.










 




Cortesia de Ricard Ballo (2010)

   
Ver Baix Empordà en un mapa más grande