BAGES 

 
Aguilar de Segarra Castell de Aguilar.
Documentado desde 1128. Ruinas ya casi desaparecidas con restos de algunos muros.
Castell de Castellar.
Documentado desde el año 983 y 1029. Corresponde a una edificación de forma rectangular levantada sobre la roca y que durante el siglo XVII fue reconstruido como masía.









Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)

Artés Castell de Artés.
Documentado desde 1078, fue residencia de varios obispos en su desplazamiento al Bages.

El castillo de Artés, hoy transformado en masía particular, formaba parte del recinto amurallado que protegía durante la edad media el pueblo nacido en lo alto del montículo, recinto del cual se conserva uno de los cuatro antiguos portales y restos de muros.








Cedida por Ricard Ballo (2009)

Avinyo Del castillo de Avinyo queda tan solo su toponimia ya que no se observa ni rastro de el. Se sabe que se localizaba cerca de una zona conocida en la actualidad por Costa del Castell. Desde antes de 1121 estaba bajo la protección de unos caballeros denominados Avinyó y que permanecieron hasta 1210 en que se extinguieron.
Balsareny

Castell de Balsareny.
Documentado desde el 990. Si bien resulta difícil determinar la época exacta de su construcción, presenta vestigios claros pertenecientes al siglo XII. Sería determinante el resultado de las obras realizadas a lo largo el siglo XIV. Entre los primeros señores a los que perteneció, consta el obispo de Vic, Guillem de Balsareny (1046-1076), sucesor d'Oliba . El siguiente señor consta lo fue Ramón de Peguera, mauordomo de la reina, quien lo compró a Mateu de Balsareny el año 1281. Su biznieto homónimo (muerto en 1388) que fuera consejero de Pere el Ceremonios y mayordoma de la reina Elionor de Sicilia, hizo reconstruir el castillo dándole la forma y estructura que hoy conocemos. En este castillo se alojaría el rey Joan I quien elogiaría la calidad de sus vinos los cuales fueron presentados para la ocasión a la reina. El castillo es de propiedad de los barones d'Alós en el cual residen, pudiendo ser visitado mediante previa concertación.














Forti Sant Maurici








Cedida por Ricard Ballo (2007)

Callús Castell de Callús.
Documentado el 941. Inicialmente llamado "Gotmar" y posteriormente Castellet. Por la adopción del nombre Castellet parece demostrar que se trataba de un castillo de unas dimensiones relativamente pequeñas. Parece también probable que de la forma "castellés" se derivase el nombre de la población Callús.
De propiedad real, el año 1390 es cedido a Eimeric de Sallent el cual se convierte en el señor del castillo. El 1708 Jaume Vicenç d'Alemany-Descatllar obtiene del rey el título de marqués de Callús. Asentado en la zona alta de la población se observa desde la carretera que une Manresa y Solsona. Derribado durante la guerra civil de Joan II el 1464 conserva la base de su torre y algunos muros.




Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)

Calders

Castell de Calders.
Documentado el 947 aparece en numerosos escritos del monasterio de Sant Benet de Bages dentro del cual se encuentran los restos de los antiguos señores. La historia nos presenta desde el siglo X los nombres de Donuýÿ, Guillem Ramón de Calders (1105) casado con la hija de de los vizcondes de Cardona, Guisla. En 1336 los Calders ceden la varonía a los Talamanca y en 1476 por matrimonio el dominio les llega a los Planella. Del castillo resta tan solo una torre muy deteriorada y restos de sus murallas. 






Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)

Cardona

Castell de Cardona.
Documentado desde el 981 conserva elementos de la época medieval si bien no quedan restos de la primitivas fortificaciones llevadas a cabo por Guifré el Pelós, a excepción de la torre de la Minyona y que se correspondía con la torre maestra, una imponente torre de 15 metros de altura y 9,80 de diámetro.
El linaje Cardona tiene su origen en los vizcondes de Osona el 1062 en que poseían el castillo. Guadall fue el primer vizconde de Osona.
El conjunto disponía en principio un muro que lo rodeaba pero durante las guerras de l siglo XVII (en especial la dels Segadors) apurados por la necesidad de utilizar la artilleria se rodea de una segunda muralla por orden del duque de Medina Sidonia, lugarteniente de Catalunya. Las murallas que rodean el conjunto datan del siglo XIII así como las ocho torres que lo acompañaban.
Hug II de Cardona resultó fundamental para Pere IV el Ceremoniós en la guerra contra Jaume III de Mallorca, por lo que en agradecimiento obtuvo del monarca la elevación de vizcondado a condado (año 1375). Acceder a éste título le representaría para su patrimonio, a demás del castillo de  Cardona las tierras limítrofes con el Bergadá, la Segarra, la Anoia y la Noguera.
Los Cardona han representado para Catalunya ser uno de los más poderosos linajes que han existido. Ramón Folc I de Cardona por matrimonio emparentó con las casas condales de Barcelona y Urgell; Joan Ramón Folc I con la casa real al casar con Juana de Gandýÿa; Juan Ramín Folc II de Cardona merced a su matrimonio con Joana de Prades  accede al condado de Prades y la baronía de Entença; Juan Ramón Folc III de Cardona casa con una hija de Jaune d'Urgell; Juan Ramón Folc IV de Cardona se entronca con la casa real gracias a su matrimonio con Aldonýÿa Enríquez (1467), etc. Se ubica sobre un promontorio, en un recinto fortificado del S. IX, en el que se encuentran a su vez, la torre Minyona,  y la iglesia colegiata de Sant Vicenç consagrada el año 1040 que contiene elementos representativos del románico catalán de los alrededores y alberga los sepulcros de la familia Cardona. Su situación proporciona una excepcional panorámica de la ciudad y de las fértiles tierras bañadas por el río Cardoner. Algunas habitaciones presentan el encanto de las camas con dosel. Fosos, torres, murallas y elementos góticos se unen a una decoración en la que predomina el confort y un mobiliario medieval de inspiración catalana. 
Esta fortificación dispone ahora (31-3-03) de un Plan Director que define las actuaciones de reformas que le hacen falta reformar en un futuro al conjunto de edificios. Para mejorar su estado de conservación hará falta una actuación dividida en diez etapas valorado en más de 15 millones de euros. La primera actuación es la recuperación de la torre de la Minyona del siglo XI situada junto al parador nacional por un valor de 238 ¬ . Este castillo, uno de los conjuntos históricos de más relevancia de Catalunya pues nunca pudo ser rendido por las armas, será reformado exhaustivamente con la mirada puesta en el 2014, cuando se celebre el 300 aniversario de la guerra dels Segadors.
Convertido en Parador Nacional.

Visitas diarias con guía, de 10 a 12,30 y de 15 a 17,30 horas
Teléfono:  977  83 40 07













Noviembre 2003


Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)


nLa torre de la Minyona. Noviembre 2003


Noviembre 2003

Castellbell
i el Vilar
Castell de Castellbell.
Documentado desde el 979 recibía el nombre de Castell Belit. Este edificio de forma rectangular con dos cuerpos mas altos en los extremos figuraba en la dote matrimonial de la condesa Ermessenda, esposa de Ramón Borrell. Fue propiedad de los Montcada durante el siglo XIII y un siglo después, a finales del siglo XIV pasaría a manos de Jaume Desfar, señor de Castellbell, Vacarisas y Rellinars. Durante el siglo XVIII sería restaurado. Lo que hoy se ve constituye la obra situada a poniente del patio central ya que el resto fue destruido el 1719 por el entonces su propietario Josep d'Amat i de Junyent con el fin de que no fuera ocupado por los "miquelets" de Francia (catalanes independistas que continuaban su guerra contra Felipe V).




Castellfollit
del Boix
Castell de Castellfollit.
Documentado desde 1063 permanecen tan solo ruinas de los muros y de una torre junto a la antigua parroquia de Sant Pere.









Cedida por Ricard Ballo (2006)

Castell de Grevalosa.
Documentado desde 1063 a través de una escritura, conserva restos medievales y el setial localizados en el Cogullýÿ de Can Torre (coincidencia de los municipios de Castellfollit y Rajadell). Los caballeros de esta familia están presentes en la historia bagenca que abarca entre la edad media y la moderna.

Castell de Maians.
Documentado en  el 927 conserva ruinas junto a los restos de la antigua iglesia de Sant Andreu.
Castellgali Castell de Castellgali.
Documentado el 867. Destruido durante el siglo XV.









Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar

Castellnou
de Bages

Esta torre cilíndrica que se documenta desde el año 972 con el nombre de Castell Buc en el 1020 pasaría a recibir el actual de Castellnou. Esta torre posiblemente la del Homenaje bastante deteriorada se conserva junto a restos de
muros y foso.











Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)

Fonollosa Castell de Fals y también Las Torres de Fals, están documentados a partir del año 1026. Del magnífico castillo permanecen en pie dos esbeltas y conservadas torres junto a la iglesia parroquial. Reconocidos como uno de los monumentos militares más vistosos de la comarca.








Cedida por Ricard Ballo (2007)
 

Gaiá Castell de Gaiá.
Al pie de la colina de Santa Agata se localizan las ruinas de este castillo del cual se tiene documentación desde el año 936. De las ruinas del castillo (castrum Galiani) se conserva su sitial.
Manresa

Castell de Manresa.
Documentado desde 1034.Pocas referencias se encuentran respecto a este castillo si bien se cree que el castillo inicial podría ser el Puigcardener donde se pueden ver las murallas que fueron construidas entre los siglos XII y XIII pues Manresa fue ciudad fortificada, veguería y lugar de mercado. Se conserva una torre cuadrada de la antigua muralla. También se sospecha que fuera del recinto, a Puigterrýÿ o turó del castell se levantaba otro castillo hoy convertido en pequeños restos.

Marganell Castell Marro.
Documentado el año 942 a través de la donación que hizo el Conde Sunyer a petición de su esposa doña Riquilda al monasterio de Santa Cecilia.
Moiá Castell de Castellnou de la Plana.
Documentado en 1270 con el nombre de Casal del Molins.
Castell de Clará.
Documentado el año 916. La población estuvo bajo la jurisdicción del castillo del cual dependía, hasta el 1152 en que Ramón Berenguer III le otorgó la categoría de villa real.
Sus antiguos señores, los Clarà y los Rocafort, dominaban sobre la mayor parte del término (siglos XI-XIII) hasta que fueran desbancados por los Planella.
Localizado en la cumbre de una pequeña colina próximo al Mas Coromines y junto a la capilla denominada de Sant Andreu,  a las afueras de la población.
Conserva una torre cilíndrica a la mitad de su altura original, la base de otra y restos de la arquitectura de su base.






Cedida por Gerard de Tena (2009)

Casal El Saiol Comtal.
Construido durante el siglo XVII. Puede verse una torre cuadrada en el centro de lo que hoy es masía.
Monistrol Torre de La Bestorre.
Torre redonda de defensa que preside la población. Fue una de tantas torres levantadas en tierras de frontera. Durante la Guerra de Sucesión, el abad Manuel Marrýÿn la hace volar ante la posibilidad de que los partidarios de Carles d'Austria se hiciesen fuertes en ésta torre. Restas dos trozos de ella en pésimas condiciones.





 



Cedida por Ricard Ballo (2007)
 

Mura Castell de Mura.
Documentado desde el año 978.
Restos de algunos muros sobre el mas de Dant Lleïr.
El primer señor conocido es Guitard de Mura. En el s. XIII es propiedad de la familia Guárdia pasando posteriormente a  Ponç y Armengou de Banyeres. A mediados del siglo XIII pasa a ser propiedad de la corona, y el rey Don Jaime lo dona a Guillem de Santa Fe. En pleno siglo XIV, la corona lo vende a Hugo de Moncada, pero a la muerte de éste el rey Pedro III el Ceremonioso revoca la antigua donación y lo pasa a Pedro de Planella, chambelán real.
A comienzos del siglo XV, Martín I el Humano adquiere de nuevo el castillo para venderlo a Ramón Sescomes. Esta familia lo regenta y lo transmite por sucesión a la familia Cordelles quien en 1707 recibe de manos de Carlos III de Austria el título de Marqués de Mura, título que no se pierde, ya que desde 1930 esta titulación nobiliaria fue revalidada por un descendiente de los Cordelles, Ramón Dalmases, cuya familia aún ostenta la designación.





Cedida por Ricard Ballo (2011)
Navýÿs Castell de Castelladral.
Documentado desde el año 941 y sobre muros más antiguos se alza un gran casal denominado antiguamente castillo.











Cedida por Ricard Ballo (2009)
 
Castell de Mujal.
Documentado en 1171 actualmente es un caserón de piedra tallada.










Cedida por Ricard Ballo (2009)
 
Rajadell Castell de Rajadell. 
Documentado desde 1063 se encuentra sobre una colina a cuyos pies de levanta el pueblo. En bastante mal estado se conserva esta obra gótica orgullo de la familia  Rajadell quienes en pública subasta le vendieron durante la primera mitad del siglo XVI a Francesc de Cruïlles.
Posteriormente sería propiedad de los Aimeric, los Pignatelli y finalmente la marquesa de Sant Vicenç i d'Argençola,  la cual a finales del siglo XIX lo vendería a diversos particulares.








Cedida por Ricard Ballo (2009)
 

Sallent Castell de Cornet.
Documentado en 1033 y sobre una pequeña colina se alzan las ruinas del conocido Castellet, entre las masias de La Font y Vila-seca.











Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)

Castell de Sallent.
Documentado desde 1208 año en que Berenguer de Queralt vende el castillo al rey Pere I. Se cuentan como feudatarios del castillo los nombres de Calders, Talamanca, Santa Coloma y los Sallent de los cuales puede que nos perdure el nombre. En una pequeña colina al sur de la población se localizan las ruinas del castillo junto a su capilla de Sant Esteve, más conocidas por las de Sant Sebastiá. De estilo románico y donde se encuentra la antigua rotonda pueden verse todavía notables restos de muros y medias torres redondas.







Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2006)

Torre de Serrasanç.
De sus muros pertenecientes al siglo XI se están llevando a cabo diversas excavaciones.











Cortesýÿa de Gerard de Tena Aznar (2010)

Sant Mateu
de Bages
Castell de Sant Mateu
Conocido también por castillo de les Planes, esta documentado desde el 1014 y restan tan solo ruinas junto a la capilla de Sant Miquel de les Planes.


Cortesýÿa de Pere Xavier Lahoz (2006)

Castell de Claret de Cavallers.
Este castillo-fortaleza documentado en 1234. Restos junto a la iglesia de Sant Pere.
Castell de Castelltallat
Conocido a través de ciertos documentos como de Montdýÿ o Montedono y Castrodon actualmente es un montón de ruinas sobre la iglesia de Sant Pere.
El Castellot es una fortaleza de forma rectangular de los siglos XIV - XV.

Castell de Coaner (Quovece Nigro y después Codener).
Documentado desde 1024 es una torre redonda, entera junto a la iglesia parroquial de Sant Juliá de Coaner. Conocido también por Castell de les Planes. La torre es conocida por la de Moros.










Cedida por Ricard Ballo (2006)

San Vicenç de Castellet

Castell de Castellet.
Documentado desde el siglo X, el nombre con el que siempre se le ha conocido indica la poca importancia (material) de la fortaleza. Patrimonio del obispado de Urgell hasta que el obispo  Arnau de Preixens se la entregó en 1179 al rey Alfonso I el Trobador. Desde 1279 fue dominio de los Castellet señores de las tierras quienes se irían emparentando con los Rocafort, Cardona, Amat y Boixadors. Mariýÿ d'Alegre i d'Aparici consta como el primer y último barón de Castellet el cual al morir sin sucesión en 1831 legaría sus bienes al Hospital de la Santa Creu de Barcelona.

Santa María
d'Oló

Castell d' Oló.
Documentado desde el 906. Construido sobre un monte de 546 metros en la zona antigua de la población hoy en día resta una torre y unos muros.

Ambos castillos llegaron a pertenecer al noble Sesmon o Sisemund, hijo del vizconde Guiniguýÿs Mascarýÿ quien a principios del siglo XI lo lega a su hijo Guillem d'Oló, conocido posteriormente por Guillem de Mediona.

Castell de Aguiló.
Construido en el año 981 era una fortaleza secundaria del castillo d'Oló. Restan pocas ruinas sobre el mas Ciuró.

Súria Castell de Súria.
Documentado el año 993. Este castillo roquero perteneció  a los vizcondes de Cardona y más tarde a los duques de la misma familia. Corresponde a una gran edificación de superficie rectangular la cual contiene en su interior una gran torre correspondiente a la parte más antigua.
En los siglos XII y XIII se convirtió en una autentica villa fortificada, emplazada en lo alto de una colina que dominaba la ruta de la sal por su paso del Cardener. El Poble Vell ha sido escenario de numerosas batallas, sobretodo durante las guerras carlistas. Reminiscencia de un pasado lejano, durante mucho tiempo olvidado, hoy el Poble Vell nos ofrece la oportunidad de redescubrir los secretos de una pequeña villa de tradición medieval, con casas y callejones estrechos y porches que se agrupan dentro del recinto amurallado, con unas vistas espléndidas sobre el río Cardener y el imponente castillo, convertido en Centro de Interpretación. Tras la remodelación que ha sufrido recientemente, se ha convertido en un espacio abierto al público en el cual se explica a través de una exposición los periodos clave en el proceso de formación de la población. Un montaje a base de luz y sonido reconstruye el aspecto que debió tener el castillo alrededor del siglo XIV, con un cobertizo situado en el que sería el patio central, una sala de armas y la torre convertida en prisión. Actualmente está habilitado como Centre d Interpretació del Poble Vell.









Torre de la Pobla.
La torre de la Pobla es una construcción militar románica del siglo XI. Parece que originariamente tuvo la misión de controlar el paso del camino real apoyado por el apoyo de los castillos de Súria y Sant Mateu con los que se mantenía en contacto visual.





Foto cedida por Gerard De Tena (2006)

Torre Salipota.
Torre redonda de vigilancia al otro lado del Cardener.







Foto cedida por Gerard De Tena (2006)

Talamanca

Castell de Talamanca.
Del castillo originario, sólo se conserva la torre y una parte dela muralla.
Situada dentro de la población. Es poco lo que queda del castillo de Talamanca, cuyas primeras noticias datan del aóo 976, cuando aparece citado en los textos de la fundación del monasterio de Bages. En la actualidad se conserva un gran casal engalanado a su alrededor por los marqueses de Castellbell, aunque el torreón de lo que fue la antigua fortificación domina las antiguas casas de ese municipio. El monumento fue el centro de la baronía de Talamaca, estirpe que dio el nombre al pueblo, aunque en el siglo XV, por un enlace matrimonial, el castillo pasó a los barones de Rubinat, luego a los señores de Castellnou de Moià y, más tarde, a los marqueses de Castellbell.
Horario de visitas del Castillo de Talamanca, temporada de verano:

  • Sabados a las  17, 18 y 19 hores.
  • Domingos i festivos a las 11, 12 y 13 hores.



Foto cedida por Gerard De Tena (2006)

 

 
Ver Bages en un mapa mýÿs grande